«Aquí he conseguido tener una vida normal»

Falta apenas media hora para que comience su jornada en la empresa de asistencia a domicilio en la que trabaja en Antequera y Eliana Marcilio, brasileña de 45 años, asegura que la «mayor alegría de su vida» fue llegar a España. Vive con su hija Geni, ya adolescente. «Me siento muy feliz aquí. He conseguido una vida normal», subraya con voz firme y el alivio de haber logrado superar situaciones muy duras.

La suya es una verdadera historia de superación, de idas y venidas a Brasil, de altibajos emocionales y conflictos. Hace dos semanas firmó un contrato de seis meses en la empresa Serainant, pero llegar a este momento no ha sido nada fácil. Originaria de San José de Río Petro, una localidad de la provincia de Sao Paolo, llegó a España en julio de 2004 junto al que entonces era su novio. «Tenía una ilusión muy grande de tener una vida mejor para nosotros. En Brasil trabajaba y trabajaba y las cosas no iban bien. Todo era muy caro y hay mucha violencia», recuerda.

Antes de decidir venir a España trató de ir a Inglaterra y a Estados Unidos, donde ya residían algunos familiares, pero en el primer caso fue deportada y le denegaron el visado para el segundo, donde unos primos tenían unas empresas y les iban a echar una mano. «Me gasté todo mi dinero en los viajes. España fue la última tentativa». Ahora se siente bien aquí y habla de los obstáculos que ha tenido que sortear y de cómo conoció Málaga Acoge. «Al llegar a Antequera estaba desesperada por ponerme a trabajar. Unos conocidos me llevaron a Málaga Acoge. Fui y hablé con Haydee. Nunca me voy a olvidar. Antequera Acoge me ha ayudado mucho siempre».

Tanto ella como su novio se ocuparon en diversos trabajos y asistieron a cursos de formación en la sede de Málaga Acoge en Antequera. Más tarde, Eliana se quedó embarazada. Empezó a tener problemas con su pareja de la que terminó separándose en 2012 y regresó a Brasil. Tras cinco años en su tierra, en 2017 decidió volver a España con su hija y se establece en Antequera donde empieza a trabajar como asistenta a domicilio, lo que le permitió alquilar una vivienda e ir saliendo adelante.

Cuando su madre murió, su padre se quedó solo viviendo en el campo y Eliana quiso ir un tiempo con su hija a Brasil para acompañarle, pero volvió a regresar en febrero de 2019. «Volví a Brasil un tiempo, aunque ya había alquilado un piso en Antequera y la cosa iba bien, pero no podía dejar a mi padre allí. Entonces fue cuando él me dijo que volviese, que estaba bien, que tenía que hacer mi vida y regresé de nuevo a España con mi hija».

«Ahora estoy bien, gracias a Dios. Mi niña también está muy contenta», comenta agradecida antes de despedirse y salir camino del trabajo.

El apoyo a Eliana en Antequera se enmarca en nuestro proyecto “Boreal. Inclusión social desde la cobertura de necesidades básicas y urgentes dirigidas a núcleos familiares o de convivencia en situación de alta vulnerabilidad”, una iniciativa de Málaga Acoge, en el marco de la federación Andalucía Acoge, que está subvencionado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del IRPF.

Este proyecto también se lleva a cabo en las otras sedes de la asociación en MálagaAxarquía y Fuengirola

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies