¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie sin hogar

«De la noche a la mañana me metí a vivir en un portal», relató María Teresa Campos. 35 años y cuatro hijos adolescentes. «He estado un año entero en la calle: durmiendo en trasteros, en portales, en colchones en el suelo». Mujer, madre, sin hogar, víctima de violencia de género, sin recursos propios. «Sientes que te rompes por dentro», afirma al describir el tiempo que pasó sin un techo. «No tienes aseo, ni un baño. No puedes proyectar nada. No ves salida».

María Teresa ofreció su testimonio esta mañana durante la presentación a la prensa, con motivo de la celebración del Día de las Personas Sin Hogar el 25 de noviembre, de la campaña «Estoy tan cerca de ti que no me ves ¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie Sin Hogar» por parte de la Agrupación de Desarrollo por las Personas Sin Hogar. Desde hace dos meses, esta mujer vive en un piso de acogida de Asima y siente que su situación ha mejorado, que puede empezar a «pensar en objetivos», pero reconoce que no sabe «cómo volver a una vida normal» y teme que «como madre» no puede «ofrecerles nada» a sus hijos.

«He sufrido abusos, he pasado miedo» y en la calle «hay mucha gente como yo», agregó María Teresa. En los últimos años las entidades de la Agrupación han ido detectando un aumento de mujeres sin hogar atendidas, pasando del 19 por ciento en 2012 al 24 por ciento en 2018. Ellas padecen mayor vunerabilidad por la falta de adecuación de los servicios a su realidad, su exposición a agresiones y que en muchos casos tienen hijos a su cargo o han sufrido violencia de género.

Nuestro director, Alejandro Cortina, y coordinador de la Agrupación, reclamó a las Administraciones que garanticen el derecho a la vivienda. «Acabar con el sinhogarismo es posible, imprescindible y necesario«, afirmó, y reclamó a las Administraciones que «garanticen el derecho a la vivienda» y un sistema de garantías de ingresos en referencia a la Renta Mínima de Inserción implantada por la Junta de Andalucía y a la que las personas sin hogar tienen problemas para acceder.

Destacó que entre enero y octubre de 2018 han sido atendidas 133 familias en la oficina de Puerta Única, 50 más que en el mismo periodo de 2017 al tiempo que reivindicó que «el acompañamiento social debe situarse en el centro de las políticas sociales».

También quiso llamar la atención sobre el aumento del número de jóvenes extutelados mientras que el de plazas disponibles se mantiene estable, con lo que muchos pasan a una situación de sinhogarismo. «Son nuestros menores», dijo en referencia a su tutela por parte de la Junta de Andalucía. La principal preocupación de las entidades es que se ven en la calle cuando cumplen tienen que dejar los centros de menores al cumplir la mayoría de edad. «Es el peor día de sus vidas»

«Son necesarias más plazas para este colectivo», reclamó Francisco José Sánchez, de Cáritas Diocesana en Málaga durante la conferencia de prensa en Café y Calor la que también intervino el concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez.

Tras la conferencia de prensa se realizó un flashmob reivindicativo en la Plaza de la Constitución en el que participaron miembros de las distintas organizaciones de la Agrupación y personas a las que apoyamos. Entre ellas, también estuvieron presentes chicos que viven en los pisos de jóvenes que Málaga Acoge mantiene con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga. Aquí os dejamos un vídeo de la lectura del manifiesto y fotos de la jornada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies