Una nueva oportunidad

Rosa y Vasilka, usuarias del Área de Empleo de Málaga Acoge, comienzan unas prácticas profesionales en Leroy Merlin gracias a un convenio de colaboración

Nerviosas pero, sobre todo, con mucha ilusión, Rosa Elena Díaz y Vasilka Kostadinova llegaban el pasado lunes a las instalaciones de Leroy Merlín en Málaga, junto al Plaza Mayor. Tras mucho tiempo sin tener un empleo, comenzaban ese día unas prácticas en este establecimiento. «Tengo muchas ganas de empezar», decía Rosa. «A ver si se nos da bien», añadía Vasilka, mientras las recibía Mónica, una de sus tutoras en Leroy Merlin durante las prácticas que van a desarrollar allí durante las próximas semanas.

Ambas participan en un programa de prácticas fruto de un convenio de colaboración suscrito por Málaga Acoge con la empresa Leroy Merlin. Un trabajo que se realiza siguiendo una línea de acciones que buscan mejorar el posicionamiento y empleabilidad de los beneficiarios de la asociación, «a través de la cual pretendemos acercar a las personas que se encuentran desarrollando itinerarios de inserción con nuestro equipo a las empresas radicadas en Málaga y provincia, con objeto de que este conocimiento mutuo posibilite una formación lo más adaptada posible a los puestos demandados por la empresa y, en el mejor de los casos, conseguir la inserción laboral», explica Alejandro Bernal, responsable del Área de Empleo en Málaga Acoge.

Ambas llegaron a Málaga hace una década. Rosa desde la Patagonia argentina junto a su marido y su hijo y Vasilka desde Bulgaria, también con su pareja y su pequeño. Ambas han trabajado en diferentes lugares desde entonces, pero los últimos tres años «todo ha sido más complicado», cuentan las dos, que han pasado un buen tiempo en el desempleo. Por eso, se encuentran muy esperanzadas en la oportunidad en Leroy Merlin, donde desarrollarán un periodo de prácticas durante prácticamente un mes tutorizadas por personal de la empresa, además del seguimiento permanente de los técnicos de inserción de Málaga Acoge.

«Para mí este tipo de iniciativas son muy interesantes. Todo lo que sea reciclar conocimientos, aprender cosas nuevas y trabajar, es bueno. Si la situación es difícil para todos, para alguien como yo con 45 años es aún todo más complicado», dice Rosa, que tiene la ilusión de que «pueda ser contratada o al menos quedar en alguna bolsa de empleo del establecimiento». «Ojalá», añade Vasilka: «Esta experiencia va a ser muy buena y, en fin, esperemos que salga todo bien», concluía Vasilka.

_________________________________________________________

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS CON EL ÁREA DE EMPLEO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies