Una mano amiga en prisión

Repasamos la labor realizada por el Departamento de Prisiones de Málaga Acoge tanto en el Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre como en el Centro de Inserción Social. En lo que va de año se ha trabajado con alrededor de 200 personas. 

Información sobre trámites burocráticos, aspectos de la Ley de Extranjería o funcionamiento del sistema penitenciario español. Gestión de casos y seguimiento de los mismos. Intermediación con la familia. Actividades de ocio y formación. Muchos son los aspectos que trabaja el Departamento de Prisiones de Málaga Acoge con los internos inmigrantes de la prisión provincial de Málaga y con los residentes del Centro de Inserción Social (CIS) de la capital. Una labor enfocada tanto al apoyo de las personas inmigrantes privadas de libertad como a la coordinación con los diferentes profesionales (trabajadores sociales, funcionarios, abogados…) que desarrollan su labor en los centros penitenciarios. “Las actividades que realizamos van encaminadas a fomentar la igualdad de las personas de origen extranjero con respecto al resto de las personas internas en los centros penitenciarios”, explica Carmen Cano, técnica del Departamento de Prisiones, que cuenta con el apoyo de siete personas voluntarias. En total, el Departamento de Prisiones ha trabajado con alrededor de 200 personas en los nueve primeros meses de 2013.

Según explica Cano, muchas de las personas de origen extranjero a su ingreso prisión presentan un total desconocimiento de su situación penitenciaria así como de la situación en la que se encuentran sus procesos penales. “Este desconocimiento les sitúa en una total vulnerabilidad”, cuenta la técnica de Málaga Acoge. De ahí que su trabajo se centre en el apoyo a estas personas, tanto a través de gestiones dentro de la prisión –a donde acude al menos una vez en semana- como fuera de ella, así como el seguimiento en los cambios de módulo y conducciones a otros centros. Igualmente, desde el Departamento de Prisiones se coordina la ayuda a las personas que se encuentran en tercer grado en el Centro de Inserción Social o estén ya en libertad.

Para ello, además de posibles acompañamientos para trámites burocráticos, se realizan diversas iniciativas transversales encaminadas a facilitar su reinserción. Desde clases de español para aquellos que no dominen bien el idioma hasta ayudas puntuales para alquiler o pago de tasas. “Y también mediante la coordinación con otros departamentos de la asociación”, subraya Carmen Cano. Como ejemplos, el trabajo conjunto con el Departamento Jurídico a la hora de realizar distintos trámites o el que se desarrolla con el Área de Empleo para realizar itinerarios personalizados de inserción laboral, así como la colaboración con el Departamento de Vivienda para ayudas puntuales a las personas inmigrantes en su búsqueda de alojamiento.

También se desarrollan diferentes actividades culturales, formativas o de ocio. Desde charlas informativas en materia de Extranjería en la propia prisión de Alhaurín, donde también se han desarrollado otros cursos o incluso un taller de teatro hasta salidas programadas o un cine fórum, entre otras iniciativas.

Pero el trabajo del Departamento de Prisiones también se centra en otro colectivo: el de los profesionales relacionados de una u otra forma con los internos extranjeros. Desde los funcionarios o trabajadores sociales del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre o del CIS hasta abogados o personal de otras entidades sociales. “Muchos desconocen en parte la Ley de Extranjería y somos nosotros los que apoyamos o resolvemos dudas”, asegura Carmen Cano. De hecho, esas carencias en materia de extranjería suponen una de las mayores problemáticas que se encuentran los internos extranjeros, que se quedan así más desprotegidos por falta de ayuda. A ello se suma la falta de apoyos sociales y familiares, porque muchos de ellos tienen a sus familias en sus países de origen, así como “la falta de colaboración que desde Málaga Acoge encontramos en ocasiones con los abogados de oficio”, explica la técnica del Departamento de Prisiones. Aún así, la responsable también destaca que cada vez hay una “mayor disposición de estos profesionales a colaborar y aportar información de los diferentes procedimientos penales, así como una mejor coordinación con el Colegio de Abogados de Málaga”. De hecho, desde el Departamento de Prisiones también se observan avances en otros aspectos del día a día, como una mayor sensibilización de los profesionales del ámbito penitenciario, las buenas relaciones y el aumento del trabajo con el personal del CIS como se demuestra con las reuniones periódicas del Consejo Social Penitenciario local (en la que participa la dirección del CIS y las entidades que allí intervienen) o una mejor predisposición y ayuda en la comisaría de Policía a la hora de las diferentes tramitaciones realizadas allí.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies