Una gran fiesta para celebrar las clases de español

Por Agustín Olías

Llegan las vacaciones de Navidad y los cursos de español que Málaga Acoge imparte en su sede de la calle Bustamante, se toman un respiro. Para celebrarlo: ¿qué mejor que organizar una pequeña fiesta de despedida del trimestre? Así que el jueves 18 de diciembre de 2014 se encontraron en la sede malagueña todas y todos los que hemos decidido participar en este festivo encuentro (alumnas, alumnos, voluntarias, técnicas y algún “infiltrado” como yo). Cerca de medio centenar de personas en total.

A las once ya estaba la “mesa puesta”, llena de surtidas viandas que los asistentes han traído. Como suele ocurrir en estas ocasiones, el comienzo es tranquilo; la gente va llegando, nos saludamos, nos hacemos alguna foto, nos mantenemos a cierta distancia de la mesa y casi nadie se atreve a ser el primero en “romper el fuego” gastronómico.

Veo muchas caras conocidas de cuando estuve en el inicio de curso, allá por septiembre. Saludo a una cara nueva, el joven profesor voluntario Diego, pedagogo él, que forma equipo con Alina en las tareas de enseñar a un grupo de alumnas y alumnos en el que la nacionalidad ucraniana predomina. Hablo con varias alumnas y alumnos, comprobando sus avances en el español; a veces me sorprenden, como la pareja brasileña Ligia y Carlos, con ya un buen nivel de español.

Tras las fotos de grupo y un breve discurso de Carmen Espeja, se abre la veda. Nos acercamos a la mesa y, aunque es difícil elegir entre tantas cosas ricas, vamos dando cuenta de lo que hay en la mesa. El ambiente es festivo, alegre, muy agradable. Y sigue llegando gente.

La variedad de estilos a la hora de vestir de las asistentes (ellas son mayoría en esta fiesta) hace de la reunión un auténtico espectáculo para la vista. En cuanto a los sabores, todo muy rico, tanto lo salado como lo dulce, desde las tortillas de patata, no pueden faltar en un acontecimiento de este calibre, hasta platos ucranianos, como los “Pyrogi” preparados por Bogdan y el “Zarzi” de Ianina (y que me perdonen si los he escrito mal).

En un momento dado, alguien pide un momento de silencio. Elada, joven Armenia, se lanza a cantar, primero una moderna canción en inglés, luego otra en armenio, ¡bravo Elada! Y ya puestos, las más animadas forman una “conga”. Creo que es el momento de retirarme.

La labor de Málaga Acoge en cuanto a facilitar a las personas inmigrantes uno de los elementos básicos para integrarse en la sociedad española, el hablar español, sigue adelante. Y yo diría que con éxito, dadas las evidencias y las opiniones de las alumnas y alumnos recogidas, informalmente, en la fiesta de hoy. Y en esta tarea, son pieza clave las voluntarias y voluntarios que desarrollan su labor de profesorado: ¡¡Enhorabuena y ánimo para el 2015!!

El ocho de enero del 2015 se reanudarán las clases de español para adultos en la sede de Málaga Acoge en la calle Bustamante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies