Tardes para darle alegría al coco

Por Ángela Díaz Paradas, voluntaria de Málaga Acoge.

Los pequeños y pequeñas de Málaga Acoge asisten cada tarde a sus clases de refuerzo educativo en las instalaciones del CEIP Prácticas N° 1, en Málaga capital, centro que cede sus instalaciones para ello. El pasado miércoles pudimos comprobar cómo la organización por cursos y edades en grupos de estudio asistido y, más tarde, la atención individualizada permitían a los y las estudiantes resolver dudas sobre distintas asignaturas, realizar parte de sus deberes y aprender técnicas de estudio de cara a sus exámenes.

Además de recibir apoyo de las técnicas y técnicos del Área de Educación de Málaga Acoge junto a varias personas voluntarias en las asignaturas de sus colegios e institutos, dos profesores nativos también imparten una clase de inglés llena de juegos con el fin de practicar vocabulario y verbos. Esta labor educativa, incluida en el programa CaixaProinfancia, de la Obra Social de “la Caixa”, se desarrollan cada tarde desde las 17 hasta las 19 horas para los niños y niñas de primaria y secundaria; a partir de las 19 horas comienza la atención individualizada para jóvenes de secundaria que, durante una hora, ven reforzadas las aptitudes educativas que adquieren en sus respectivos centros.

En una de las aulas, dos pequeñas de entre seis y ocho años explican que en clases anteriores han hecho origami, representado breves teatros, practicado pintura y moldeado con plastilina, con ayuda de una de las técnicas del Área de Educación. Al otro lado del pasillo un grupo de chicos de 12 años de edad escribía en sus cuadernillos mientras su profesor les corregía uno a uno los deberes del colegio. Los más pequeños adivinaban en inglés los números que el profesor les iba mostrando a través de tarjetas. Y, de igual manera, los chicos de secundaria se esforzaban en nombrar en inglés una serie de objetos que la profesora les había puesto sobre la mesa, mientras ella a veces les daba pistas, también en el idioma de Shakespeare.

Un grupo más, formado por chicos y chicas de primero y segundo de Primaria, competían por ver quién terminaba antes sus deberes o por ver quién había sacado la mejor nota en Ciencias Naturales. Dos niñas mantenían el ceño fruncido haciendo «la tarea» de matemáticas. Por fin, una de ellas rompió su concentración para decir que estaba multiplicando por dos cifras, mientras su compañera admitía que estaba dividiendo con tres decimales. Un paisaje que se puede encontrar cada tarde de lunes a jueves, cuando los menores participantes del programa CaixaProinfancia aprovechan las aulas del colegio Prácticas N° 1 entre asignaturas, estudios y juegos.Eso sí, los viernes dejan los libros para realizar actividades de ocio: también hay que divertirse.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies