Paseo por las colonias urbanas

En las actividades que los niños y las niñas realizan durante el mes de julio en el I.E.S Portada Alta hay tiempo para aprender, hacer deporte, divertirse, reflexionar e, incluso, relajarse.

Las estrellas, Los amigos, La clase de los sueños y La mano de luz. Estos son los nombres que eligieron los niños el primer día cuando se dividieron en los diferentes grupos que forman las colonias urbanas que se realizan en las instalaciones del I.E.S Portada Alta. Cuatro pequeñas divisiones organizadas por edades de manera que se pueda trabajar mejor y de manera más personalizada.

Las colonias comienzan a las nueve de la mañana, hora en la que se realiza el juego de los ‘buenos días’, llamado así porque es una actividad que hacen los cuatro grupos juntos al comenzar la jornada. Después, por edades se dirigen a sus clases para realizar un buen número de actividades con la intención de trabajar la confianza, la comunicación, el trabajo en equipo y la resolución de conflictos. Todos, temas incluidos en el lema principal de las colonias: «Todas las piezas son importantes«, bajo el paraguas de la campaña de sensibilización con el mismo nombre que impulsa desde hace unas semanas Málaga Acoge.

Esta semana, por ejemplo, se están intentado dar algunos pasos más en la confianza. Ejercicios que buscan que el propio grupo funcione y para luego extrapolar a otros ámbitos de la vida como los amigos y la familia. Para ello se ha realizado el juego de la botella loca donde uno de los chicos se coloca en el centro de un círculo hecho por el resto de sus compañeros, se tapa los ojos y tiene que confiar en que el resto no lo dejará caer. “A mi me ha costado mucho confiar”, comenta a sus compañeros y a su monitora una de las chicas del grupo de La mano de la luz mientras reflexionan después de realizar esta actividad.

Con Las estrellas, es decir, los más pequeños, hay actividades difíciles de hacer y por eso este juego y otros muchos se adaptan a ellos. Lo mismo ocurre con el teatro que durante todas las colonias está preparando cada grupo para representar el último día, así que los niños de entre tres y cuatro años cantarán una canción. Hoy los hemos visto ensayando, pero no os revelaremos aún de que tratan estos teatros porque qué mejor que ir a verlos el 20 de julio, último día de las colonias.

Pero la actividad no cesa. “Hacemos manualidades y me gusta pintar con pintura y jugar a la pelota”, comenta Asma, una chica de 8 años. Andrei, un chico de 6 años, dice que le gusta ir a las colonias “porque hay vacaciones y también excursiones, campo de futbol y piscinas”. Cuando habla de las piscinas Andrei se refiere a los días del agua que son los martes y los jueves, cuando se ponen piscinas de plástico en el patio y se divierten jugando con el agua y refrescándose. También a Hakima, de 15 años le gusta este juego: “Aquí me divierto y en casa me aburro. Hay piscina y juegos de agua, futbol y aprendo a hacer cosas en grupo”, comenta.

Después del recreo deciden no moverse del patio, así que se realizan el resto de actividades al aire libre de una manera más lúdica y deportiva. Pero eso no es todo. A última hora y después de tanto dinamismo, toca relajación musical. “Y lo conseguimos, aunque parezca mentira”, cuenta Isabel Pineda, técnica del Departamento de Educación de Málaga Acoge.

 

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies