Negar el empadronamiento constituye una conducta discriminatoria sancionable

Impedir el empadronamiento a inmigrantes en situación irregular supone negar derechos fundamentales reconocidos constitucionalmente como el acceso a la educación o a la sanidad.

Ante la polémica decisión del  Ayuntamiento de Vic de negar el empadronamiento a inmigrantes en situación irregular, la Fundación Bayt al-Thaqafa de Barcelona y Andalucía Acoge expresan su rechazo a esta medida al considerar que es claramente ilegal y que supone negar el acceso de estas personas a derechos constitucionalmente reconocidos. Esta conducta es constitutiva cuando menos de un acto discriminatorio administrativo de los contemplados en el artículo 23 de la Ley de Extranjería (LOEX), conducta para la que se prevé fuertes sanciones económicas.

Para justificar esta medida, el equipo de gobierno de este Ayuntamiento hace referencia al artículo 25 de la LOEX donde se recogen los requisitos para la entrada de personas extranjeras a España, siendo necesario para ello pasaporte con visado en vigor. Este requisito no tendría validez en el caso del empadronamiento de personas extranjeras para el que, según el artículo 16 de la Ley de Bases de Régimen Local, sería suficiente la presentación del pasaporte en vigor expedido por las autoridades del país de procedencia. De esta manera, los ayuntamientos tienen la obligación de empadronar a cualquier persona que viva en el lugar, independientemente de su situación administrativa, premisa que queda clara en la última redacción del artículo 6 de la LOEX que afirma que “Los Ayuntamientos incorporarán al padrón a los extranjeros que tengan su domicilio habitual en el municipio y mantendrán actualizada la información relativa a los mismos”, evitando intencionadamente la referencia a la residencia legal como requisito.

Según estas dos entidades sociales, esta medida que pretende aplicar el Ayuntamiento de Vic esconde además una estrategia de cara a las próximas elecciones. Estrategia peligrosa pues se vuelve a utilizar la inmigración para conseguir réditos electorales planteando un discurso demagógico que, en vez de centrar el debate en propuestas integradoras, sólo consigue alentar el crecimiento de posturas xenófobas. Además, este tipo de polémicas estériles abundan en la división social y en la discriminación del colectivo de personas inmigrantes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies