Mujeres que se forman en Mijas

Por Agustín Olías*

Uno de los principales objetivos de Málaga Acoge es proporcionar la formación necesaria a las personas que apoyamos para que consigan un trabajo digno que les permita continuar con su proyecto vital en óptimas condiciones.

Y este objetivo es el que me ha movido a desplazarme a Mijas donde nuestra organización ha participado en la organización del taller titulado “Cuidados básicos a personas mayores en el domicilio” dirigido a un colectivo muy concreto y vulnerable: mujeres inmigrantes. La actividad se ha realizado con el apoyo de Cruz Roja, la Asociación de Enfermos de Alzheimer AFA Fuengirola Mijas y Atención Primaria Costa del Sol de la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía.

Era el tiempo de “recreo” cuando llegué a la sala donde se realiza el taller: el Centro de Servicios Sociales Comunitarios del Área de Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Mijas. Charo, voluntaria de Málaga Acoge, profesora de yoga y meditación y monitora del módulo “Autocuidado para la cuidadora” estaba preparando el espacio, retirando mesas y sillas y haciendo sitio para extender las “esterillas de yoga”.

Tras presentarme, explico al grupo de alumnas el fin de mi visita: hacer una entrevista a dos o tres de ellas sobre el curso que están realizando, qué les ha motivado a hacerlo, qué les está pareciendo, etc. Ante mi sorpresa me plantean que por qué no hacer una “entrevista general”, al mismo tiempo, a las doce que están en ese momento en su tiempo de descanso. Vale, ¿por qué no? Va a ser muy interesante charlar con Mery, Romina, Diana, Fátima……., con todas ellas

Nos reunimos en el patio, bajo un sol de final de abril que ya calienta lo suyo y empieza la entrevista. Sé que no es importante, pero soy muy curioso sobre el tema y no me puedo resistir a preguntarles sobre su nacionalidad. Y, desde luego, es un grupo muy heterogéneo en cuanto a nacionalidades (argentina, boliviana, colombiana, marroquí, paraguaya, peruana, salvadoreña y posiblemente alguna otra que no apunté); bastante homogéneo en cuanto al idioma.

Otra pregunta “curiosa” es cuánto tiempo llevan en España. El rango es amplio, desde los cuatro meses hasta los treinta años. En cualquier caso las veo contentas, dispuestas a expresar sus opiniones, diría que ilusionadas en cuanto a lo que están aprendiendo y a lo que les puede reportar esta formación.

¿A través de qué medio se han enterado del curso? La mayoría a través de Málaga Acoge, en sus contactos con nuestras técnicas de búsqueda de empleo o las abogadas; además, una de ellas lo hizo gracias a Cruz Roja.

¿Y su experiencia previa en el trabajo como cuidadoras de personas mayores? La mayoría han cuidado a sus familiares, pero pocas han trabajado cobrando por ello.

¿Qué les está aportando este curso? ¿Está resultando interesante? Ante mi sorpresa, agradable sorpresa, todas se lanzan, con amplias sonrisas, a comentar lo mucho que les está aportando, tratando aspectos que, cuando no los conoces, ni se te ocurren: higiene, alimentación adecuada, primeros auxilios, movilización, Alhzeimer y otras demencias, voluntades vitales, incluso normativa laboral, y lo que van a recibir tras el descanso: autoayuda. Muy completo; les hace sentirse más seguras cuando tengan que realizar este tipo de trabajo. “Mucha sabiduría” apostilla una de ellas

A todas les interesa esta actividad laboral; las que ya han trabajado en ella cuentan algunas anécdotas, como cuando una fue a una entrevista y la rechazaron porque el anciano al que había que cuidar se negaba a que lo hiciese una mujer. Están convencidas de que este curso las ayudará a encontrar ese trabajo tan deseado. Algunas también han realizado el curso de Camarera de piso y están esperanzadas en ponerse a trabajar muy pronto.

Antes de finalizar la “entrevista comunal” – sólo son quince minutos de descanso que han pasado volando – quiero saber su experiencia como usuarias de los servicios de Málaga Acoge: ¿Están satisfechas? Hay un “sí” unánime. Los dos servicios que más han demandado han sido los relacionados con los asuntos jurídicos y con la búsqueda de empleo. Hay otras experiencias también, como ayuda con el ”papeleo” relacionado con temas médicos. Me alegro mucho de su satisfacción con nuestra organización.

Cuando me marcho, agradeciéndoles enormemente el tiempo que me han dedicado, siento un poco de envidia al ver el entorno que les ha preparado Charo: las esterillas distribuidas, una penumbra muy agradable y un entorno de tranquilidad que les vendrá muy bien para acometer este último módulo del curso.

*Agustín Olías es voluntario y miembro de la Junta Directiva de Málaga Acoge

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies