«Los jóvenes en movimiento son una oportunidad para la sociedad»

Los jóvenes procedentes del sistema de protección de menores tienen un gran potencial humano, son grandes trabajadores y representan toda una oportunidad para la sociedad. En este punto coincidieron este miércoles María Areces, del programa jurídico de Fundación Raíces, y  nuestra compañera y coordinadora del Área de Jóvenes, Genoveva Pérez. Ambas participaron en nuestro último Té con Megas, organizado en el marco del 30 aniversario de la asociación, y que se puso el foco esta vez en los jóvenes en movimiento. 
«La experiencia que tenemos con los jóvenes provenientes del sistema de protección de menores es que son unos grandes trabajadores y que suponen un gran capital humano para nuestra sociedad porque su proyecto migratorio siempre ha contemplado la inserción laboral», afirmó Pérez, quien aclaró que «aquí no hay ninis, sino chicos sin oportunidades».
Valoró la aprobación del Real Decreto 13/2020 para el sector agrícola que permite trabajar a los jóvenes entre 18 y 21 años, pero advirtió que está habiendo «muchas dificultades» porque a pesar de ser un «trámite sencillo» las empresas contratantes no cuentan con información y al no conocer bien el proceso se muestran reacias. En este sentido, hizo un llamamiento a las empresas del sector agrario para que se pongan en contacto con Málaga Acoge: «que sepan que seleccionamos los perfiles que necesiten, hacemos acompañamiento al joven en el puesto de trabajo, aunque se desplace a otra localidad, y también asesoramos a los empresarios en las gestiones administrativas».
En lo que se refiere al Real Decreto, Areces coincidió en que es una medida «muy importante» pero lamentó que «deja fuera a los jóvenes indocumentados, a muchos jóvenes que salen del sistema de protección sin documentos por una mala actuación de su entidad de tutela». Asimismo consideró «necesario remover todos los obstáculos posibles en nuestra normativa para incorporar a estos chavales al ámbito laboral«.
En sus intervenciones también aludieron a la imagen que se tiene de estos chavales, muy a menudo objeto de criminalización y de discursos del odio.
«Los jóvenes son extremadamente vulnerables y muchas veces se encuentran en situación de exclusión. Me gustaría que la gente cuando los vea, los mire. No son ellos los que han elegido esa situación, sino que se han visto abocados a ella, en muchas ocasiones debido a la desprotección y soledad absoluta» a la que se enfrentan cuando al cumplir la mayoría de edad salen de los centros de menores.
«Cuando te acercas a este colectivo te sorprende el potencial humano que tienen, las ganas de aprender, la madurez que desarrollan», argumentó.
Areces, por su parte, criticó también la «fuerte criminalización en torno a los niños, niñas y jóvenes que llegan solos» aludiendo al término MENA, «que les deshumaniza y cosifica totalmente». Opinó que los «discursos de odio tiene su raíz en una serie de políticas públicas y prácticas de la administración que son en sí mismas criminalizadoras, como el hecho de que salgan indocumentados de los centros de menores, dejándoles sin ningún tipo de apoyo».
Tanto María como Genoveva se refirieron a la falta de recursos habitacionales para jóvenes que cumplen la mayoría de edad: «Aunque se han creado plazas temporales para acoger a estos chicos, siguen sin ser suficientes«, dijo Pérez. La asociación cuenta con 21 plazas actualmente en pisos de acogida para chavales extutelados pero atendemos a todos los que solicitan nuestros servicios prestando asesoramiento jurídico, itinerarios socio laborales y haciendo hincapié en su retorno educativo.
Quiso señalar que el sinhogarismo y la situación administrativa -«en muchas ocasiones los permisos de residencia no están resueltos cuando salen de los centros de menores»- como dos de los factores de vulnerabilidad de los jóvenes en movimiento. La preocupación por esta situación de sinhogarismo llevó a Málaga Acoge y Andalucía Acoge a emprender la campaña No me dejes en la calle. que reclama más plazas a la Junta de Andalucía.
Con el estado de alarma ha aumentado el número de chicos que piden recursos residenciales, reconoció Pérez, que ahora tiene una preocupación añadida : «ahora mismo se ha generado un tapón. La estancia de los chicos en los pisos se tiene que prolongar porque muchos restaurantes -el sector de la hostelería es el que prima en Málaga- han cerrado o no tienen la capacidad de hacer el contrato que necesitan estos chicos».
La portavoz de la Fundación Raíces, una entidad ubicada en Madrid que proporciona defensa jurídica y atención social a los niños, niñas y jóvenes que sufren alguna vulneración de derechos por parte de la Administración, coincidió en que las plazas son muy limitadas y aseveró que «no existe una voluntad política de continuar apoyando a los jóvenes que cumplen 18 años y quedan en situación de indefensión y exclusión social«.
También criticó la saturación de los centros de menores donde «hay niños y niñas que duermen literalmente en los pasillos y los que la capacidad de los trabajadores es muy limitada a la hora de intervenir de forma educativa».
Hay que pensar, según Areces, que «son personas, jóvenes que han atravesado países para llegar a España, tremendamente resilientes a la vulneración de derechos desde su infancia. Llegan aquí con ganas de comerse en mundo y tenemos que aprovechar su potencial humano, como país, como cultura, en toda su dimensión».
A continuación compartimos el vídeo completo en nuestro canal de Youtube:

Si quieres ver los Té con Megas anteriores pincha aquí

 

Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información sobre cómo interactúa con nuestro sitio web y nos permite recordarlo. Utilizamos esta información para mejorar y personalizar su experiencia de navegación y para obtener estadísticas y métricas sobre nuestros visitantes tanto en este sitio web como en otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra Política de cookies. Si lo rechaza, su información no será rastreada cuando visite este sitio web. Se usará una sola cookie en su navegador para recordar su preferencia de no ser rastreado.    Más información
Privacidad