«El voluntariado te demuestra que somos muchos los que queremos dar nuestro tiempo a los demás»

Continuamos conociendo a todos los que echan una mano en Málaga Acoge. En este caso nos acercamos precisamente al Departamento de Voluntariado para hablar con Magdalena Sevilla, que lleva unos meses organizando y apoyando la entrada de nuevos voluntarios en la asociación. 

Granadina de 54 años y residente en Málaga desde hace 23, Magdalena Sevilla es amante del cine, la música y “fundamentalmente” viajar. Es licenciada en Medicina por la Universidad de Granada y Doctora en Psicología por la Universidad de Málaga y ha pasado 28 trabajando en una empresa privada como especialista en Enfermedades Infecciosos. Sin embargo, sus últimos cinco años no han sido fáciles a nivel familiar y hace unos meses decidió que era el momento de tomarse un tiempo para sí misma. Y también para los demás. Por eso, lleva unos meses como voluntaria de Málaga Acoge en el Departamento de Voluntariado. “Siempre me interesó dedicar parte de mi tiempo y, en la medida de mis posibilidades, a colaborar con personas a las que les podría servir”, explica Magdalena.

Ahí, se está encargando de dar impulso y nuevo ordenamiento al voluntariado, actualizando la base de datos de todos los voluntarios de la asociación en todas sus sedes. Es un trabajo administrativo, que a priori puede parecer más gris que el realizado en otros departamentos, pero es igual de importante y, como ella dice, “alguien tiene que hacerlo”. “Además, colaboro en las entrevistas informativas y cuando los voluntarios/as se deciden a colaborar, intentamos ubicarlos en el departamento que más se adecua con su preparación”, explica Magdalena, que empezó a echar una mano en Voluntariado casi por casualidad “En realidad yo no escogí este departamento, sino que me escogió a mí. Y me gusta. Al haber estudiado Psicología, especialidad en Recursos Humanos, creo que puede servir a la hora de en un futuro, hacer y ayudar a hacer las entrevistas de captación de voluntarios”, cuenta.

Anteriormente ha pasado por otras dos ONG: en la primera colaboraba con el Departamento Jurídico en la legalización de la situación administrativa de las personas inmigrantes y la última experiencia fue con niños de cáncer y sus familias. Los resultados eran muy gratificantes, pero mi situación emocional en aquellos momentos no me permitió estar más de dos años, ya que recientemente mi marido había fallecido de cáncer y me resultó muy duro”, recuerda. A Málaga Acoge llegó a través de un amigo y ahora se encuentra como en casa. “El voluntariado te demuestra que somos muchos los que queremos dar un poco de nuestro tiempo en ayudar a los demás. Pero que también se nos mira no muy bien, parece que vayamos a quitarle el puesto a los que están en  nómina”, destaca Magdalena. Aún así, anima a cualquier persona a sumarse al voluntario de Málaga Acoge o cualquier otra entidad, “dándole ese empujón, que a veces necesitamos, a todas aquellas personas que quieren dedicar una parte de su tiempo a los demás y que a veces no saben como hacerlo, donde dirigirse…. Pero también animaría a las ONGs a rentabilizar más y mejor a los voluntarios. Tener mano de obra gratis es un lujo que no siempre se sabe aprovechar”, concluye esta voluntaria.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies