El equipo jurídico atendió a 448 personas en los primeros seis meses del convenio con el Ayuntamiento de Málaga

A pocos pasos de la entrada de nuestra sede de calle Bustamante, en una estancia a la derecha, Roberto Carlos y Alejandra, una pareja de venezolanos con dos hijos, habla con nuestra abogada Ana Dori. En la mesa de al lado, nuestra segunda letrada, Liliana, revisa unos papeles mientras atiende a una mujer.

Estamos contentos porque nuestro equipo jurídico está apoyando cada vez a más personas que lo necesitan. De octubre de 2018 a abril de 2019 atendimos a 448 personas y el 59 por ciento de ellas fueron mujeres. Desde el año pasado,  a través de un convenio, llevamos la atención en materia de Extranjería del Ayuntamiento de Málaga. Por eso sumamos una nueva compañera a nuestro equipo de abogadas en Málaga. Así, el número de personas atendidas pasó de 60 en octubre de 2018 a 120 en marzo de 2019.

La marroquí es la nacionalidad más frecuente entre las personas que requieren atención jurídica, con un 23 por ciento del total.

«Hemos notado que vienen muchas personas de América del Sur, de Colombia, Paraguay, Venezuela, Honduras, Argentina….«, comenta Ana Dori. Colombia, Paraguay y Venezuela supusieron el 8, 6 y 5 por ciento de las nacionalidades atendidas entre octubre y abril, cuando también apoyamos a un 6 por ciento de personas españolas.

Sobre todo, un 94 por ciento del total, necesita apoyo en aspectos relacionados con Extranjería. El asesoramiento jurídico ha centrado principalmente el trabajo de nuestras abogadas durante los últimos meses. Llevaron a cabo 587 actuaciones de asesoramiento jurídico y 39 de acompañamiento.

«Notamos un aumento de personas recién llegadas que quieren saber qué hacer para regularizar su situación. La mayoría de ellos piensa que es algo inmediato –faltos de información o con información equivocada- por lo que sienten un desaliento terrible cuando se les explican los requisitos, como que deben permanecer mínimo tres años de manera continuada en España para obtener un permiso de residencia, además de presentar un compromiso de contrato con unos requisitos concretos, debiendo quedar demostrada la solvencia del empleador para realizar la contratación», cuenta Ana Dori.

En los casos de personas susceptibles de protección internacional se les deriva otras entidades que tramitan asilo, apunta Liliana, quien alude también a casos atendido de personas que habían retornado voluntariamente a sus países de origen y han vuelto a emigrar a España al cabo de los años. Ana Dori puso como ejemplo el caso de una familia que pudo regularizar su situación porque en el tiempo que residieron legalmente en España tuvieron hijos nacionales españoles.

Se refirió a los casos de apoyo jurídico por razones humanitarias. «Los propios trabajadores sociales y médicos del hospital remiten directamente a Málaga Acoge.

Reconoce que cada día escucha historias difíciles y que muchas le impactan. «Después de años vemos como personas que llegaron en determinadas circunstancias que se consideran excepcionales han ido asentándose y logran reagrupar a familiares, la nacionalidad, van superando los retos», valora.

Además de la atención en la sede de Málaga se realizan todos aquellos acompañamientos que se consideran imprescindibles por el tema de idioma o la formación para ayudarles a desenvolverse en la oficina de Extranjeros.

El apoyo jurídico en Málaga Acoge se integra en un itinerario de acompañamiento integral a las personas que muchas veces son también atendidas en otras áreas de la asociación por el equipo de atención social, empleo y educación, o en los servicios sociales de los distintos distritos.

Aludió al caso de un joven extutelado «que está establecido, trabajando y hace un par de semanas le ayudamos a hacer una carta de invitación a sus padres para que vengan a visitarle».

La labor de atención jurídica que realiza Ana Dori en Málaga Acoge se enmarca en el Proyecto «Información y asesoramiento a personas extranjeras y a la ciudadanía en general» que llevamos cabo con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga.

La atención es con cita previa en todas las sedes. Contamos con el apoyo de voluntarios como Tamara, que ha empezado en Torre del Mar y nos ayuda puntualmente en Málaga a acompañamientos. Jorge, Jacqueline y Alejandro colaboran en Fuengirola y Jesús y Francisco en Antequera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies