De empleo, vida y arte

Por Agustín Olías.

Hace unos días me desplacé a Fuengirola, a la sede de Málaga Acoge, donde he tenido el placer de entrevistar a una de las personas que participan en los programas de la organización, Sabah El-Maliki. Quiero conocer detalles de su vida, de su relación con Málaga Acoge y, también y especialmente como artista que es, de su participación en el proyecto de embellecimiento del colegio Pablo Ruiz Picasso organizado por la AMPA.

Como nos vimos en plenas vacaciones de semana blanca, Sabah vino acompañada de su pequeña Nour, de seis años. También la acompaña su hermana gemela, Wafae. Dejemos que Sabah se presente:

“Mi nombre es Sabah El-Maliki, soy marroquí, de la ciudad Khouribga, cerca de Casablanca. Mi marido vino a trabajar a España y después de tres años, me vine con él a Fuengirola, donde nació mi hija. Llevo aquí siete años. En este tiempo mi marido y yo tuvimos problemas y nos separamos”.

Sabah estudió Bellas Artes en Tetuán y Artes Plásticas en Rabat, junto con su hermana Wafae. Le encanta pintar, “especialmente por la noche”, apostilla; en cuanto a su estilo, parece abierta a varios estilos: abstracto, figurativo… En Marruecos llegó a hacer exposiciones, pero aquí en España todavía no lo ha conseguido. No he entendido muy bien las razones por las que no ha expuesto en la Casa de la Cultura.

La pequeña Nour está entretenida llenando de corazones la pizarra que cuelga en la pared del despacho que tan amablemente nos ha cedido Dunia Hamed, técnica del Área Social de Málaga Acoge. Nour nació en Fuengirola hace seis años, está en primero y aunque habla español y árabe, según me dice su madre, no está muy dispuesta a hablar conmigo. Lo que sí me ha dicho es que le gustan los cuadros que pinta su madre.

Sabah participa en los programas de Málaga Acoge desde hace cuatro meses. Recuerdo que la conocí en una visita que hice al taller Búsqueda activa de empleo, donde Amante Carrillo, voluntario de Málaga Acoge y profesor del taller, me comentó que había propuesto a Sabah que intentase vender sus cuadros a través de Internet.

“Todavía no he vendido ninguno, pero lo seguiré intentando. Ahora vengo también a clases de Informática en Málaga Acoge. Me gustaría apuntarme al curso de inglés, porque me va a ayudar a encontrar trabajo. Actualmente no tengo trabajo estable, solo algún trabajo eventual de limpiadora. Pero eso sí, sigo pintando, porque me encanta”.

Le pregunto por el proyecto que organizó la AMPA del colegio Pablo Ruiz Picasso. ¿Por qué participó? ¿En qué ha consistido?¿Qué le ha parecido la experiencia?

“Fue Amante quien me dijo que había una iniciativa de la AMPA del colegio para pintar las puertas del centro y dar un aspecto nuevo y bonito a las clases. Iban a participar artistas de diferentes nacionalidades y me pareció algo muy interesante, así que nos apuntamos mi hermana, que también pinta, y yo. Cada una pintó una puerta y lo hicimos en el mismo colegio. Ahora el colegio tiene todas las puertas diferentes, lo cual me parece fantástico, pues los críos pueden ver el mundo de diferentes maneras, según lo que las artistas hemos pintado.”

Sabah me enseña las fotos de las dos puertas que pintaron, Wafae y ella, en el colegio; una pintó un paisaje de flora y fauna, mientras la otra se decantó por un cuadro abstracto. En ambos casos, muy bonitos.

Espero que Sabah cumpla su sueño de exponer sus cuadros en España, ¡ánimo!


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies