De África al mundo

Un grupo de estudiantes afroamericanas del Spelman College de Atlanta celebran una merienda con varias personas participantes en los programas de Málaga Acoge para conocer la realidad de sus experiencias migratorias · El encuentro estuvo organizado por el Área de Educación de la asociación, con la colaboración de Julio González, antiguo voluntario de la entidad y profesor de español en Estados Unidos.

Marian fue la encargada de romper el hielo explicando algo tan curioso como la tradición del té, un regalo para ocasiones especiales como esta. Entre sorbo y sorbo, contó sus idas y venidas por Marruecos, Italia, Suecia y España buscando, junto a su marido, una mejor calidad de vida. Después se animaba Fadila, quien enterneció a las 24 estudiantes afroamericanas del Spelman College, que escuchaban sin siquiera parpadear, esperando a que su profesor, Julio González, tradujese las palabras de Marian para asegurarse de haber comprendido correctamente. Esta madre de familia pasó la frontera por su hija mayor, enferma y sin un sistema sanitario que le ayudara; y decidió asentarse en territorio español para poder asegurar un futuro mejor para ellos.

Durante la actividad, encuadrada en el programa CaixaProinfancia, de la Obra Social de “la Caixa”, Julio González recordaba a sus estudiantes que “este encuentro lo realizamos para conocer diferencias historias sobre experiencias migratorias y así entender mejor vuestras raíces”. Él es profesor de español en este centro educativo de Atlanta y hace 20 años fue voluntario de Málaga Acoge, asociación a la que sigue vinculado realizando actividades como esta en los pocos días que se encuentra al año en Málaga. Spelman College es la primera universidad en educar a mujeres negras, una labor que comenzó en 1881, sólo 15 años después de la abolición de la esclavitud. “Y su nombre viene del apellido de Laura Spelman, mujer de Rockefeller, quienes con su dinero facilitaron la creación de la universidad”, según explicó González durante la presentación de las estudiantes a los asistentes por parte de Málaga Acoge.

Al igual que Fadila y Marian, había otra madre de familia, Yama, quien debió separarse de sus hijos mayores entre cinco y siete años. Actualmente, gracias al esfuerzo realizado por la propia mujer y la ayuda de Málaga Acoge, ahora se encuentra con toda su familia en España.  Ante estas historias, Jamis, una de las alumnas, respondía que “son muy valientes por salir adelante en situaciones como las vuestras”. El encuentro también contó con la participación de Cheetah y Ahmed, jóvenes residentes en los pisos de acogida de Málaga Acoge que pudieron también contar su viaje migratorio y su situación actual.

Los técnicos del Área de Educación de la entidad, organizadores del encuentro, agradecieron enormemente a todas las personas participantes su esfuerzo por dar a conocer un pedazo de su vida a las jóvenes estudiantes. Y, tras este agradecimiento, las chicas destacaron la importancia de la tarea de entidades como Málaga Acoge, además de destacar el apoyo de administraciones y entidades privadas, porque en muchas ocasiones, asociaciones similares de Estados Unidos “tienen que hacer esta labor casi a escondidas”.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies