“La consecuencia de mi compromiso durante 13 años”

Desde el pasado 25 de junio Arantxa Triguero es la nueva presidenta de Málaga Acoge. Una responsabilidad que esta malagueña de adopción asume con ilusión y compromiso. Hoy queremos presentarla un poco mejor y nos hemos querido sentar con ella para que nos cuente de primera mano su trayectoria y como esta joven abogada ha llegado a la presidencia de esta organización con 26 años de historia.

¿Cuando entraste a formar parte de Málaga Acoge?

“Fue hace 13 años. Cuando terminé la carrera quería conocer el mundo y cambiar aquellas cosas que me parecían injustas. Empecé a trabajar muy pronto en extranjería y el trabajo me obligó a quedarme en Málaga aunque no consiguió acabar con mi ilusión de trabajar por cambiar las cosas. En extranjería conocí a Iñigo Loring, compañero de trabajo, que era voluntario en Málaga Acoge, me invitó a participar y no me lo pensé.”

¿Cómo fue ese comienzo?

“Al principio me marcó mucho el trabajo en el departamento jurídico de Málaga Acoge. Conocer de primera mano la historia de las personas que se acercaban a la organización me impactaban mucho y más de una vez llegué a casa llorando por el drama que conocía a través de sus protagonistas. Historias que siguen existiendo hoy día.”

Un comienzo difícil, ¿cómo has hecho para continuar durante 13 años?

“Porque trabajar en Málaga Acoge también te da muchas cosas, entre ellas muchas y grandes amistades. Fue a través de una de estas amistades que recibí la primera invitación para participar en la Junta Directiva. En ese entonces no pude aceptar su invitación pero esa idea se quedó en mi cabeza.”

Una idea que en algún momento se hizo realidad, ¿cuando te incorporaste a la Junta Directiva?

Fue hace tres años. En ese momento, cuando llevaba diez años de voluntaria, me enfrenté a una difícil decisión: o cambiaba de organización o daba un paso más en ésta. No conocía a nadie en la Junta Directiva pero la invitación que me hizo aquel amigo, que ya no continuaba en la Junta, seguía rondándome la cabeza. Por eso, aprovechando la convocatoria de Asamblea Anual presenté mi candidatura para el Área Social. En esa Asamblea se votó y salí escogida como nueva vocal del Área.

Imagino que el cambio fue importante, ¿cómo viviste ese nueva condición dentro de Málaga Acoge?

Ser voluntaria en Málaga Acoge es muy bonito y enriquecedor. Trabajar con las personas, su día a día, pero la Junta Directiva es diferente. Es un trabajo muy interesante pero se toman decisiones muy importante que afectan a mucha gente y a veces son decisiones muy duras. Pero esa responsabilidad me gustó y quise dedicarle más tiempo. Es por eso que cuando Adela Jiménez me invitó a ayudarla en la vicepresidencia, al estar vacante, no lo dudé ni un momento. Después también me nombraron vocal en la Federación Andalucía Acoge y empecé también a conocer el trabajo de Málaga Acoge a nivel andaluz con la Federación.

Y un año más tarde la presidencia…

Es una gran responsabilidad. Siento a la vez ilusión y un poco de miedo. Mi opinión ya no sólo me representa a mi, ahora también es la voz de Málaga Acoge, y eso siempre te genera mucho respeto. Es una organización con mucha historia y en la que su trayectoria le ha hecho merecedora de un prestigio y una legitimidad de cara a los malagueños y malagueñas y también a nivel autonómico. Pero a pesar de ese miedo gana la ilusión. Esta decisión no es más que la consecuencia lógica de mi compromiso estos 13 años. Es un acto de responsabilidad por mi parte hacia todo lo que es y me ha dado Málaga Acoge.

Y según tu opinión, ¿qué es Málaga Acoge?

Pues es una asociación que concreta muchas de las virtudes de la sociedad malagueña: la solidaridad, la generosidad, el compromiso. Compuesta por un equipo de trabajo y voluntariado ejemplar por su valor, espíritu y dedicación, que después de 26 años sigue adelante con mayor ilusión si cabe que cuando empezó por esa energía constante que transmiten las personas que la componen. Un equipo que queremos enriquecer con nuevas personas que sumen nuevas ideas y energías a aquellas que aportan su experiencia y conocimiento desde hace muchos años.

¿Y cuál sería tu objetivo primordial durante esta etapa que comienzas?

Mi objetivo es contar con todas las personas que forman parte de la asociación para seguir trabajando como hasta ahora. Insistir en la incidencia social, la denuncia de las injusticias que viven las personas inmigrantes y dar visibilidad a este colectivo ante la sociedad malagueña de la que forman parte. Hacer frente al reto que tenemos delante y dar respuesta a las difíciles situaciones que las personas inmigrantes y refugiadas están viviendo en la actualidad, y contar para ello con esa sociedad a la que estamos orgullosos de representar: la solidaria, generosa y comprometida. Todo ello sin paternalismos, nuestra misión es ayudar a la gente en situaciones puntuales para que sean ellas mismas las que tiren para adelante. Un trabajo que Málaga Acoge lleva muchos años realizando.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies