“Mucho por hacer juntos”

Málaga Acoge celebró el pasado 25 de junio su Asamblea anual y una de las decisiones que se tomó durante la misma fue la elección de una nueva presidenta de la entidad. Tras seis años al frente de Málaga Acoge, Adela Jiménez pasa a la vicepresidencia. Hemos querido hacerle una pequeña entrevista para saber su opinión después de estos años.

Adela, ¿cómo resumirías el trabajo en estos seis años?

Resumir tantos años, tanto trabajo, en una respuesta es muy difícil. Pero si destacaría la lucha que hemos llevado por rescatar el tema ciudadanía aplicado a la inmigración para apoyar a su integración en la sociedad malagueña. La lucha contra los rumores que han ido apareciendo en medios de comunicación y la misma sociedad hacia la inmigración. Hemos insistido mucho en nuestro papel denunciando y reivindicando lo necesario para cumplir con nuestros objetivos, a pesar que somos conscientes que una parte de la sociedad sigue restando importancia a los valores que la inmigración trae consigo. Creo que esta etapa hemos tenido luces y sombras en nuestra entidad pero en mi opinión han ganado las luces.

Entre esas luces, ¿cuáles destacarías?

Una de ellas el trabajo que en estos años hemos desarrollado en nuestro Área de Voluntariado. Para nosotros las voluntarias y voluntarios de Málaga Acoge son una pieza fundamental, la propia Junta directiva se compone por personas voluntarias. Es por ello que hemos puesta en marcha el curso de formación inicial para voluntariado para que las personas que llegan a la entidad tengan todas las herramientas posibles desde el primer día. También destaco la fuerte presencia que hemos tenido en los medios de comunicación y también en instituciones, comunicación con ayuntamientos, con la Junta y con los partidos políticos. Algo que nos ha permitido presentar nuestro argumentario y tener más influencia a la hora de hacer valer nuestros puntos de vista. Sin olvidar nuestras campañas: Málaga se libró de su CIE gracias al esfuerzo de toda la sociedad, aunque aún tenemos que luchar por cerrar los que quedan e impedir que vuelvan a abrir nuevos. También, a raíz de iniciativas nuestras, fuimos la primera ciudad del país en declararse “libre de CIEs”  y de las primeras en reconocerse como ciudad-refugio. Pusimos en marcha las campañas Sanidad para todos, Salvemos la hospitalidad y Stop Rumores, esta última sigue en activo y realizamos nuevos talleres y acciones.

Y como contamos también hay sombras…

Con el contexto que estamos viviendo como presidenta he tenido que tomar decisiones difíciles a nivel personal derivadas de la falta de recursos. En cuanto al trabajo de Málaga Acoge resaltar uno de nuestros mayores retos: “las urgencias”. Éstas nos han afectado a la hora de mejorar la comunicación dentro de la entidad y también el no poder cumplir todas las cosas que habíamos planificado. Hay que mejorar también la relación con las sedes, hacer más visitas y conocer de primera mano, aunque haya un vocal específico, lo que ocurre en cada una. Por otro lado estamos muy preocupados con la Federación Andalucía Acoge y los problemas que se están viviendo en los últimos meses.

Es un contexto difícil el que te ha tocado liderar la entidad pero seguro que a pesar de ello te llevas hermosos recuerdos de tu paso por la presidencia, ¿no es verdad?

Es cierto, desde que empecé en 2005 en las clases de español, la actividad nunca me ha dejado de maravillar. Ver a una persona que desconoce el idioma aprender a expresarse en nuestra lengua es una vivencia muy emocionante. También el trabajo y los avances con menores y como el Área de Empleo consigue logros en este contexto tan difícil.  Pero quizás el momento más emocionante que recuerdo lo viví el año pasado durante la representación de la obra de teatro que se realizó en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre.  Compartir ese momento de libertad con las personas que participaron fue un golpe de alegría y emoción.

¿Cómo ves el futuro próximo?

En mi opinión hay que seguir en esta línea de trabajo. Hay problemas económicos, sociales y no podemos hacer todo lo que queremos, pero hay que insistir en esta sociedad solidaria que siempre ha sido la sociedad malagueña: justa, solidaria y abierta.Voy a continuar como vicepresidenta apoyando a Arantxa. Es una satisfacción dar paso a gente joven y uno de nuestros pendientes es mejorar la relación en nuestra heterogénea Junta, que haya ambiente constructivo, respetuoso y colaboración. Mucho por hacer, como siempre, juntos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies