Una agente antirumor en Luxemburgo

Por Graciela Radulich Más (Tati)*

Ángela es voluntaria del Área de Sensibilización de Málaga Acoge. Es socióloga, tiene un Máster en Inmigración y actualmente está realizando un doctorado en Ciencias Sociales. Vive junto con su pareja en Brasil pero ha residido el último año en Málaga  por motivos familiares.

¿Qué  significado tiene para ti el voluntariado?

Ya soy voluntaria de organizaciones en Perú, México y Granada. Me parece importante porque aparte de hacer las cosas obligatorias como estudios o trabajo formal, haces algo que pueda servir aunque no recibas ninguna retribución por eso. Es algo que a mí me hace sentir bien. Me siento que hago algo útil para la sociedad. Intento cambiar las cosas y esta es una manera de hacerlo. Me encantaría que mucha gente fuera voluntaria pero claro esa es una decisión muy personal.

¿Por qué has elegido Málaga Acoge para tu voluntariado en esta ciudad?

Tenía ganas de participar en una ONG mientras viviera aquí. No conocía Málaga Acoge antes pero estuve investigando un poquito porque me interesaba el  tema de la inmigración. Me gustó mucho que en Málaga Acoge se hacen proyectos con niños, mujeres y actividades en escuelas. Me ha encantado cuando me ofrecieron la posibilidad de participar en el Proyecto Stop Rumores porque me parece importantísima la labor de sensibilización que se hace en institutos y otros lugares con niños,  jóvenes y adultos.

Como parte del equipo de voluntariado de Stop Rumores has participado  en un encuentro de con jóvenes de varios países en Luxemburgo en Junio pasado.  ¿Puedes contarnos de qué se ha tratado y cómo fue esa experiencia para ti?

El proyecto está enmarcado en Erasmus + y  es financiado por la Unión Europea. Se llama  Partneing for Refugees. Europe for you! y es por supuesto sobre el tema de refugiados. Se realiza en tres etapas con la participación de jóvenes de Turquía, Hungría, Macedonia, Portugal, Rumania, Macedonia  y España. La primera parte fue en Málaga, la segunda en Luxemburgo y la tercera será en Macedonia el año que viene. En la primera parte, en Málaga participamos todo el equipo de  de Stop Rumores haciendo un taller sobre estrategias para acabar con los rumores negativos sobre la inmigración. Y a partir ahí nos invitaron a participar en Luxemburgo. Málaga Acoge me dio la oportunidad de ir, me apunté y los organizadores me dieron me dieron una beca para poder hacerlo.  

¿Qué  actividades realizaste en el encuentro?

Una de las tardes me dijeron si me apetecía presentar el proyecto Stop Rumores. Fue súper guay, a la gente les gustó, fue chulo. Lo que más ha gustado es la idea de ir a los institutos y escuelas, hablar con niños y jóvenes sobre las situaciones de inmigración y los rumores negativos. De hecho, varias personas de una de las organizaciones presentes dijeron que lo tendrían como una opción  de cosas que se pueden hacer para intentar cambiar algo. Porque la semana entera, además de los talleres y las dinámicas que hacíamos, todo el tiempo lo dedicamos en pensar qué podemos hacer para cambiar la situación. Y Stop Rumores les pareció una iniciativa muy interesante.

También hicimos vídeos con algunas de las dinámicas que se realizaban en grupos y con nuestras opiniones, en nuestro idioma porque luego será subtitulado, y todo esto se va a subir a una plataforma. Porque la idea es crear materiales de divulgación e información para puedan ser consultados y utilizados para sensibilizar sobre estos temas.

¿Cuál es tu opinión sobre el tema de refugiados tras esta experiencia?

Lo que estuvimos hablando en Luxemburgo es que ahora se habla mucho de crisis de refugiados porque está llegando a Europa. Pero realmente las crisis de refugiados han existido siempre y por esta falta de solidaridad entre países, cuando antes hemos sido nosotros los que hemos tenido que irnos a otros sitios, cerramos nuestras fronteras. Por eso me parece que esta es una injusticia, igual que lo fueron otras a lo largo de la historia.

Antes de despedirnos, Ángela nos cuenta que ya falta muy poco para su vuelta a Brasil  y que “si bien mi intención es volver, mientras me encantaría seguir colaborando con Málaga Acoge a la distancia, aunque sea traduciendo al portugués o con otras cosas“

Desde el equipo de Stop Rumores le decimos que se la extrañará mucho, que seguiremos en contacto  y que la esperamos de vuelta muy, pero ¡muy pronto!

*Graciela Radulich Más (Tati) es voluntaria en Málaga Acoge.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies