Triunfo de los derechos humanos con la recuperación de la Sanidad Universal

Con la aprobación del Real Decreto de Sanidad Universal por el Congreso se acaba con la injusticia de que existan en nuestro país personas sin derecho a la asistencia sanitaria.

A través de un comunicado, la federación Andalucía Acoge recuerda al Gobierno que siga cumpliendo sus compromisos. En este sentido, una de las promesas anunciadas por el ahora presidente Pedro Sánchez en el debate de la moción de censura, fue acabar con las llamadas “devoluciones en caliente”. Esto supondría constatar con hechos que desde el ejecutivo se apuesta por una gestión de las políticas migratorias más responsable y respetuosa con los derechos humanos.

La recuperación de la universalidad en el Sistema Nacional de Salud supone el reconocimiento a las reivindicaciones que durante seis años han manifestado Andalucía Acoge y otras entidades sociales para que la sanidad fuese un derecho básico y universal para todas las personas en España.

Como ya manifestamos cuando el Gobierno anunció que tenía intención de modificar el decreto de exclusión sanitaria del 2012, con esta universalidad de la Sanidad se reconoce que toda persona que viva en España tenga acceso a unos servicios básicos como es el cuidado de la salud. Supone también darles la razón a las comunidades autónomas que en su momento apostaron por mantener esta sanidad universal, decisión que el Gobierno anterior impugnó ante el Tribunal Constitucional.

Seis años después, las personas inmigrantes en situación administrativa irregular tendrán derecho a recibir asistencia sanitaria en las mismas condiciones que las personas con nacionalidad española y se garantiza el acceso efectivo de todas las personas a los sistemas públicos de atención sanitaria generando así un marco de equidad, frente a otro tipo de argumentos utilitaristas.

Sólo a través del ejercicio de los derechos fundamentales generaremos una sociedad basada en la igualdad y en el diálogo, frente a una sociedad basada en el odio, el enfrentamiento, la exclusión y el acceso asimétrico a los derechos y deberes.

Imagen de Pedro Alba, de nuestro proyecto Artistas Acoge. Él mismo escribió la siguiente leyenda para su obra “La sangre sólo tiene un color”.

“La historia demuestra que en tiempos de crisis los mayores damnificados son los inmigrantes.Y que ciertas fuerzas sociopolíticas siempre utilizan este discurso en pos de la xenofobia y el racismo. Ahora más que nunca el arte debe comprometerse con la lucha hacia un mundo mejor, más equitativo y sobre todo más humano. Éste es mi pequeño grano para vuestra montaña”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies