Silencio, se rueda: personas refugiadas hacen cine en Torre del Mar

Yuli y Orlando están aprendiendo a hacer cine junto a otras personas solicitantes de Protección Internacional que apoyamos en nuestra sede de Torre del Mar. En estos días están todas embarcadas en preparar los guiones de dos cortometrajes que se rodarán a lo largo de diez sesiones del «Taller de cine para mujeres» impartido por el equipo de Cine de Plano.

«Me encanta este taller audiovisual donde estoy aprendiendo mucho», comenta Yuli, quien confiesa que no sabía  «manejar bien antes ni siquiera la cámara del celular». Cuenta que «las dinámicas de grupo son bastante instructivas» y que le «encanta la forma en la que manejan los grupos porque nos ayuda a abrirnos más en esta nueva etapa en un nuevo país».

Y es que para Andrea, de Cine de Plano, el objetivo del taller no es tanto que aprendan a hacer cine, que también, sino afianzar relaciones en el interior de los grupos. «Nos dimos cuenta de que al hacer cine se trabajan la cohesión y la integración porque implica mucho trabajo en equipo».

A lo largo de las sesiones y con dos equipos de rodaje profesionales, las participantes aprenderán todos los pasos necesarios para hacer una película: desde el concepto de la idea, el guión, cómo se usan los equipos de rodaje, las cámaras, los micros, las pértigas, los trípodes, los equipos de iluminación. Y como fruto acabarán grabando dos películas y las editarán para obtener dos cortometrajes finales.

«Se trabajan muchas dinámicas para cohesionar a los grupos», insist Andrea, quien subraya que su proceso va dirigido sobre todo a «empoderar a las mujeres al darnos cuenta de que los roles técnicos están copados por hombres en la industria del cine». Por esto, tratan de dar voz y visibilizar las historias que parten de ellas y, además, formarlas en el uso de los equipos técnicos como cámaras, micros, ordenadores y programas de edición.

«Este taller me gusta porque te hace aprender muchas cosas. Estoy muy feliz de estar en España y de tener la oportunidad de participar en esto junto a todas estas personas», valora Orlando, de Venezuela.

Andrea cuenta que ya llevan tres sesiones. Se han familiarizado con los equipos de sonido y están ya trabajando los guiones. «En cinco jornadas, en marzo, estarán las películas para poder hacer una proyección pública», anuncia.

«El trabajo en el grupo está siendo maravilloso y pueden salir historias bien bonitas y potentes en los dos cortometrajes», subraya.

Este taller se enmarca en el proyecto Tarhib para la Acogida e Inclusión social de personas solicitantes y beneficiarias de Protección Internacional llevada a cabo por Málaga Acoge, federada en Andalucía Acoge, y con el apoyo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies