Málaga Acoge, desde el punto de vista sueco

La sede de Málaga Acoge en Fuengirola recibió hace unos días la visita de una decena de trabajadores sociales del Ayuntamiento de Norrtälgje, ciudad sueca al norte de Estocolmo, que se interesaron por la labor la entidad. 

Los servicios sociales de Norrtälje han enviaron hace unos días a una decena de sus miembros a Fuengirola para conocer en persona nuestra asociación. Después de haber oído hablar de su existencia e informarse a través de la web de la entidad sobre la actividad que se ejerce en defensa de los derechos de las personas inmigrantes, quisieron conocer de primera mano la acción de Málaga Acoge y, acompañados de una intérprete, se interesaron por diversos aspectos de la asociación.

Tras una primera exposición sobre los orígenes y fundamentos de la asociación, los responsables en la sede de Fuengirola describieron las dificultades a los que se enfrentan a diario los voluntarios para conseguir el principal objetivo: que la persona inmigrante sea tratado como un ciudadano y que se respeten sus derechos fundamentales sin condiciones. Su principal interés acerca de Málaga Acoge se centraba en la organización y actividades de los departamentos, la financiación o el funcionamiento de la orientación laboral. Además, insistieron en el significado de la palabra “acoge”,  que resume la filosofía y propósito de la asociación: amparar, apoyar y dar la bienvenida a los que vienen a nuestro país para quedarse.

Los suecos mostraron especial admiración cuando conocieron la labor de los voluntarios, quienes conforman los pilares fundamentales de Málaga Acoge. Y al hecho de que los principales organismos que ofrecen apoyo o información a los extranjeros extracomunitarios sean asociaciones como Málaga Acoge: sin ánimo de lucro que no obtienen beneficio alguno. Además se sorprendieron al escuchar que la inmigración en nuestro país produce cierto rechazo por parte de los organismos oficiales, que se materializa con algunas de las  últimas leyes  aprobadas por el Gobierno de España.

A lo largo de la conversación, los invitados también explicaron su trabajo como delegados del ayuntamiento de la ciudad sueca. Según contaron, los servicios sociales de Norrtälje se dividen en dos departamentos: el de integración y el de empleo. Ambos ofrecen servicios a personas inmigrantes  en asuntos como orientación laboral, contacto con empresas y otros organismos o actividades sociales con menores de edad.  A esta ciudad sueca llegan personas de otros países por diversas razones, como pueden ser el asilo político o los problemas económicos. La obtención de la residencia se obtiene según las condiciones, situación y procedencia de cada persona.Aunque, igual que Málaga Acoge, hacen frente a los mismos asuntos de extranjería y su consecuente problemática, parece evidente que gracias al apoyo institucional y sus mejores condiciones de trabajo, los funcionarios suecos y los inmigrantes a los que atienden se benefician de un sistema más desarrollado en la protección de los derechos humanos.

Reportaje realizado por Elsa Rodríguez, voluntaria del Departamento de Comunicación de Málaga Acoge.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies