Los niños de Málaga Acoge dicen ‘adiós’ a los deberes

Llega a su fin el refuerzo educativo de este curso escolar, programa que se imparte en la sede de Málaga de lunes a jueves a niños y niñas de entre 6 y 16 años

“Málaga Acoge es bonita, aprendemos a ayudar. Hay juguetes y muchos muñecos, son nuestros y tenemos que cuidarlos”. “Aquí nos enseñan a respetar y nos enseñan a estudiar, los deberes retrasados y las tablas de multiplicar”. Éstas son algunas de las cartas que ayer leyeron los niños, que han participado en el programa de refuerzo educativo, en el juego ‘el buzón piropo’ durante la fiesta de fin de curso. En la celebración se repartió un diploma en agradecimiento por su esfuerzo y su entrega en este tiempo, se realizó una tómbola y tuvieron lugar varios juegos para animar el evento.

Este año se ha visto “una mejoría bastante importante”, afirma Isabel Pineda, coordinadora del Departamento de Educación de Málaga Acoge, quien subraya que “quizás no tanto en notas -aunque también- sino en el proceso en general y en la actitud a la hora de estudiar”. Cuando llegaron les costaba mucho mantener la atención, permanecer sentados, ubicarse en su grupo, mantenerse en él y no molestar a los otros grupos. Todo eso se ha ido trabajando poco a poco a lo largo de todas las tardes “porque además era uno de los objetivos principales que nosotros teníamos: el comportamiento, las técnicas de estudio más que el hecho de que adquirieran los conocimientos, porque sin esta primera base era imposible que ellos avanzaran”. Los avances se han dado en todas las edades, tanto en las notas como en los conocimientos, “parte de secundaria no sabía las tablas de multiplicar y han salido todos este año con la tabla de multiplicar aprendida”, señala Pineda añadiendo que “eso les ha hecho que se motiven mucho más para el estudio”.

Entre las principales dificultades durante este año están que muchos de ellos no iban acorde con el curso en el que estaban y que la mayoría no tenía hábito de estudio. Otra dificultad ha sido la desmotivación, sobre todo en los mayores, quienes se veían un poco “perdidos” ya que estaban tan lejos de su curso que lo que les mandaban en el colegio eran incapaces de hacerlo porque les faltaba la base.

La actitud por parte de los padres, los alumnos y los voluntarios “ha sido muy positiva”, asegura Pinado. Los niños y niñas de Málaga Acoge “aquí encuentran un espacio que ellos lo adquieren como propio y es un lugar de encuentro con otros compañeros, aquí se sienten como en casa. Se sienten parte de aquí”. Los padres están muy agradecidos debido a que a muchos de ellos, por el idioma, les cuesta apoyarlos en las materias escolares. Por otro lado, Pinado explica que los voluntarios de este año han sido “estupendos, súper entregados, van muy motivados y han estado  prácticamente todo el curso”. Además, ha habido mucha iniciativa de hacer cosas nuevas, de innovar y de hacer talleres para que también fuera todo un poco más lúdico y no únicamente estudiar.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies