Las personas migrantes y su gran contribución al bienestar común

Si uno pregunta por la calle acerca de la inmigración irregular seguramente encuentre respuestas que hablen de hombres jóvenes negros procedentes de África que cruzan el Estrecho en patera o llegan por tierra a través de Ceuta y Melilla. «Pero la fotografía de la inmigración irregular en España no tiene nada que ver con esto», afirmó este miércoles el investigador y cofundador de Por Causa, Gonzalo Fanjul, durante nuestro último Té con Megas en el que presentó los resultados del informe «Extranjeros, sin papeles e imprescindibles: Una fotografía de la inmigración irregular en España».

«Las personas inmigrantes en situación irregular son en su mayoría de origen latinoamericano. Prácticamente 8 de cada 10 inmigrantes tiene su origen en América Central y del Sur, sobre todo en Colombia, Honduras y Venezuela», aclaró Fanjul en el encuentro virtual en la página de Facebook de Málaga Acoge.

El informe, que cifra entre 390.000 y 470.000 las personas inmigrantes que viven en situación irregular en España, busca «hacer una radiografía de un fenómeno que se ha distorsionado» y , sobre todo, destacar su contribución al bienestar del país tanto en la variable demográfica, como en la económica (fiscal) y laboral.

Acerca del perfil de las personas inmigrantes en situación irregular, Fanjul explicó que han «identificado que cuatro de cada cinco inmigrantes sin papeles tienen menos de 40 años y 7 de cada 10 varones están por debajo de los 30: Una población extremadamente joven que tiene una ligera mayoría de mujeres, el 55 por ciento» 

Cuando hablamos de inmigración irregular en España debemos hablar entonces de «gente joven, latinoamericana. En el caso de las mujeres trabajando en el hogar y cuidados o la hostelería y en el caso de los hombres en la construcción, manufactura y agricultura».

Los perfiles que encontramos en este informe nos enseñan una inmigración con la que convivimos todos los días, lo que nos ayuda a naturalizar el fenómeno migratorio, incluso el fenómeno migratorio en situación administrativa irregular: «Hay poca gente en España que pueda decir que tiene un compañero de trabajo inmigrante subsahariano que llegó en patera, pero la inmensa mayoría sí puede mencionar a una mujer que trabaja en casa cuidando de sus hijos o de sus padres o a un compañero que trabaja en un bar o estudiante de la Universidad».

Fanjul destacó que aproximadamente la mitad de las personas que trabajan en situación irregular tiene puestos de trabajo esenciales en esta situación de crisis sanitaria, ya sea en el sector de los cuidados, sanitario, en el reparto a domicilio o bien en la recogida de frutas y verduras.

Y al mismo tiempo que esenciales son especialmente vulnerables al COVID «porque un migrante en situación irregular se piensa mucho ir a un ambulatorio donde pueda ser identificado, porque sus bajos ingresos les impiden un confinamiento absoluto, porque viven en situaciones habitacionales de hacinamiento».

El cofundador de Por Causa destaca también la aportación de los trabajadores migrantes a la economía: «La inmensa mayoría de los trabajadores migrantes, el 90 por ciento en el caso de España -la irregularidad está entre el 11 y el 13 por ciento- son trabajadores que hacen aportaciones insustituibles a la economía y a la pirámide demográfica de los países».

Para Fanjul, las personas migrantes contribuyen al crecimiento económico y a la generación de empleo «de manera inequívoca» y constituyen «un factor de progreso extraordinario, no sólo para ellos, sino para las economías en las que se establecen».

Por eso, es partidario de medidas de regularización de las personas inmigrantes en situación irregular: «Llegamos a la conclusión es que existen todo tipo de posibilidades para hacer esto y hacerlo de una manera rápida», afirmó y consideró que este un asunto que debe ir más allá de ideologías y de partidos políticos.

La regularización permitiría que las personas inmigrantes en situación irregular, condenadas al miedo, a la vulnerabilidad laboral extrema, al miedo, y a la economía informal y lo ingresos bajos, «salir de la sombra».

Además aportarían al bienestar común: «Nosotros calculamos que en este momento el inmigrante irregular supone a las arcas públicas en España unos 2000 euros por persona y año. Si se regularizasen generarían tantos recursos añadidos que podrían convertirse en contribuyentes netos de 3.250 euros al año».

Sin embargo, para Fanjul «una medida como la regularización no tiene ningún sentido si no es como la fase cero de un proceso de reformas más ambicioso. Nuestra aspiración es que se racionalice un sistema migratorio que está concebido para detener los flujos y no para gobernarlos, un sistema basado en una ideología de la inmigración como problema y amenaza que necesita ser más racional y lógico».

De ahí que la apuesta esté en una reforma del sistema que regule mejor las idas y venidas de trabajadores extranjeros y garantice cupos más grandes y flexibles aprovechando las experiencias en este sentido de países como Canadá y Nueva Zelanda. Se podrían establecer, por ejemplo, «acuerdos de movilidad laboral con países de África occidental para que profesionales jóvenes puedan venir a trabajar».

También hubo tiempo para hablar de otro de los informes recientes de Por Causa, La industria del control migratorio que denuncia el «negocio fabuloso» de compañías que están haciendo mucho dinero con ella y «generan esa narrativa de la inmigración como problema o amenaza»

«La UE concentra todos sus esfuerzos económicos y políticos en el control, prevención de llegadas de personas migrantes y externalización de las fronteras», agregó.

El informe contribuye a desmontar rumores sobre las personas migrantes como el que dice que quitan las ayudas a los españoles: «No  sólo no suponen un coste para las ayudas de los españoles sino que muchos no podrían tener esas ayudas en ausencia del trabajo que hacen los inmigrantes porque estos hacen una aportación esencial a través de sus impuestos».

Los dos informes son en realidad una cara de la misma moneda: «Hay un círculo vicioso entre el fomento de la irregularidad y el fomento de la industria del control migratorio», aseguró y apostó por hacer un «círculo virtuoso entre la regularización de esos trabajadores y el desmontar una industria del miedo, del beneficio de unos pocos y negocios oscuros».

Aquí tenéis el vídeo completo:

nbsp;

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies