La Arquitectura al servicio de lo humano en la Frontera Sur

Cuando se piensa en cómo se sentirán las personas que llegan a nuestro puerto tras sobrevivir a las duras travesías en pateras: hombres, mujeres, niños y niñas. Cuando se piensa en sus necesidades, en sus miedos, y en cómo ofrecerles una acogida digna y un tiempo de descanso en un lugar con buenas condiciones. Porque se han jugado la vida. Porque casi mueren o han visto morir. Porque son seres humanos. Cuando se unen conocimientos, creatividad y empatía entonces nacen proyectos como los que vienen realizando alumnos y alumnas de la Escuela Superior de Arquitectura de Málaga durante los últimos dos años.

La idea de que los estudiantes se involucraran en esta iniciativa surge en el seno de la mesa de trabajo del Plan de Apoyo a las Personas Refugiadas de la Universidad de Málaga (UMARefugia),de la forma parte Málaga Acoge junto a una veintena de entidades sociales.

La Frontera Sur se convierte así en un desafío para la Arquitectura.

Hasta final de mes el vestíbulo de la Escuela de Arquitectura alberga una exposición que recoge distintas propuestas de los alumnos de tercero de la asignatura ‘Proyecto Arquitectónico V”.  La muestra se presentó oficialmente durante la mesa redonda “Centro de Atención a personas migrantes” que formó parte del acto de inauguración del curso 2018-19 de la Escuela el pasado 29 de octubre, y en la que participó nuestra presidenta Arantxa Triguero.

Los proyectos elaborados por los y las estudiantes demuestran que es viable crear instalaciones dignas y de carácter permanentes para las personas migrantes, a bajo coste, a veces modulares, otras a base de materiales como andamios o paneles de madera. Uno de los alumnos de Arquitectura, Rachad Bouhiaoui, muestra gran ilusión por lo humano de la iniciativa. En una entrevista con Diario Sur reconoció que “estamos estudiando Arquitectura para habitar un espacio pero a veces no pensamos en la gente que no tiene esa oportunidad”.

En Málaga aún no existe un lugar definitivo para atender a las personas migrantes que llegan al Puerto después de ser rescatadas de alta mar.  Muchas entidades lo hemos reclamado en numerosas ocasiones. Se ha habilitado una caseta en el recinto ferial, pero la situación es “bastante precaria”, denuncia nuestro director Alejandro Cortina quien considera que en Málaga preciso “como mínimo es un CATE”, algo que considera “primordial” también nuestra presidenta.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies