«El humor gráfico también puede cambiar las cosas”

¿Cómo encuentra un humorista gráfico los desajustes que dan pie a sus viñetas y chistes? ¿Cuál es el papel del humor gráfico respecto a temas sociales? ¿Debe tratar cualquier tema o hay fronteras? ¿Deben los ilustradores y humoristas gráficos tener siempre presente la crítica y la necesidad de cambiar conciencias o vale el humor que sólo nos hace reír? Son algunas de las cuestiones que se trataron en el taller ‘El proceso creativo del humorista gráfico’ aplicado al tercer sector organizado por Málaga Acoge con el apoyo de Comsolidar y que ha impartido Omar Janaan en las instalaciones de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga.

“El humorista gráfico es un catalizador de la sociedad. Y, por tanto, también puede dirigirse más a una función social, a la implicación. El humor gráfico también puede cambiar las cosas”, explicó Omar Janaan a los alumnos del taller. Entre ellos, se encontraban estudiantes de Comunicación, Psicología, Publicidad y Relaciones Públicas, Derecho o Trabajo Social, “un claro ejemplo de que el proceso creativo de un humorista gráfico puede ser aplicado a distintas profesiones y campos de la sociedad”, añadía Janaan, que explicó también el esquema de construcción de un chiste o cómo desarrollar el ingenio, “una capacidad que todos tenemos pero que hay que entrenar como cualquier músculo con mucho trabajo”.

El taller viajó por diferentes aspectos del humor gráfico: desde algunos de los grandes nombres del sector en España como El Roto, Fontdevila, Mihura, Vázquez, Eneko, Forges hasta los tipos de formatos del humor gráfico. Sin embargo, se hizo especial hincapié en cómo encontrar el camino hacia el chiste basándose en una observación de la realidad, del entorno. “El dibujo de la viñeta es la representación de la realidad. Y el humor se construye indagando entre las cosas que no se ven a simple vista, esos desajustes que nos permiten llegar al chiste”, subrayó Janaan. De ahí que el campo social tenga mucha presencia en el humor gráfico y que multitud de aspectos de la crisis sean hoy protagonista en numerosas viñetas de la actualidad. “El ser humano funciona como filtro de su entorno ye en eso se basa el humorista gráfico”, concluyó Janaan, que también demostró a los asistentes que para “dedicarse a esto” no hace falta saber pintar como tal: “no debemos pensar en si pintamos mal o bien, esos conceptos no son válidos aquí: lo importante es poder comunicar con los trazos y si lo conseguimos, iremos por buen camino”.

Os recordamos que en el blog http://humoristaycreativo.blogspot.com.es/ hay algunos de los materiales del taller y unos cuantos más. Y, pronto, se podrán ver los trabajos prácticos realizados durante la clase.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies