El campamento de verano llega a su ecuador

Medio centenar de niños pasan desde el pasado lunes una de las mejores semanas de su verano. Se encuentran en la finca La Albuqueria, en Coín, donde participan en el II Campamento de Verano de Málaga Acoge. Toda una experiencia para cerca de 50 niños y niñas de entre 5 y 16 años en una actividad coordinada por el área de Lengua y Cultura de la asociación y apoyada por el programa Caixa Pro Infancia. El jueves, con la realización de dos rutas senderistas, el campamento llegará a su ecuador, ya que los participantes en él estarán allí hasta el próximo domingo.

La actividad es intensa, pero muy divertida. Las mañanas son el momento para trabajar temas de género. Así, divididos en grupos por edades trabajan aspectos relacionados con estereotipos, roles, machismo, relaciones amorosas… Es uno de los momentos más interesantes del día ya que los chavales trabajan precisamente aspectos marcados como objetivos en este campamento, que se desarrolla bajo el título “Construimos en femenino y masculino: Género y estreotipos”. “Nos proponemos trabajar con los menores la idea de que cada persona es única e irrepetible, al margen de condicionantes sexistas que perjudican tanto a los niños como a las niñas. En la manera de comportarnos y concebirnos interactúan otros elementos, no sólo el sexo, como son el origen étnico, el nivel cultural, las creencias religiosas o la familia, además de otros factores individuales, psicológicos y de personalidad”, asegura Lucía Infantes, coordinadora del campamento.

Más tarde, es el momento de darse un chapuzón en la piscina de las instalaciones de La Albuqueria, donde los niños y niñas del campamento vuelven tras el almuerzo y la siesta. La tarde se dedica a la realización de un gran número de talleres donde se desarrollan diferentes habilidades. Desde pintura a encuadernación de libros, pasando por teatro, arcilla, baile, música, risoterapia o deportes, “así como un montón de cosas diferentes donde todos disfrutan mucho”, añade Infantes.

Pero ahí no acaba la cosa, ya que las noches, tras la cena, son el momento ideal para la realización de diferentes veladas temáticas. La velada india, la velada vikinga o la noche del fuego son solo algunas de las veladas que han organizado la decena de monitores que participan y dirigen el campamento. Además, el jueves será el momento de descubrir el entorno con la realización de dos rutas senderistas. Una más larga, para los mayores; y otra más pequeña, con los más pequeños, que disfrutarán también bañándose en una de las pozas del río que transcurre por la finca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies