Andalucía Acoge urge al Gobierno a cumplir su compromiso con los derechos humanos

Andalucía Acoge ha pedido hoy, viernes, al Gobierno que actúe con coherencia y cumpla su compromiso con los derechos humanos tras la sentencia dictada este jueves por el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, que rectifica y avala las devoluciones en caliente en la valla de Melilla.

“Esta sentencia supone un giro de 180 grados de la doctrina del TEDH hasta el momento y marca un antes y un después en la gestión de las fronteras”, ha advertido la abogada de Málaga Acoge Noemí Alarcón.

La sentencia se fundamenta en que los ciudadanos de Mali y Costa de Marfil NT y ND optaron voluntariamente por acceder a España de forma irregular, pero la realidad, ha aclarado Andalucía Acoge, es que no existía ni existe una vía regular y legal para entrar en España para ninguna persona que llegue desde el África Subsahariana.

De hecho, en el año 2014 ni siquiera existían puestos fronterizos para solicitar asilo, por lo que la sentencia se fundamenta, al menos parcialmente, en un desconocimiento de la realidad de la Frontera Sur desde Estrasburgo.

“El Tribunal no ha entendido la realidad que hay en la frontera”, ha dicho la presidenta de Málaga Acoge, Arantxa Triguero, quien lamenta que “tras una sentencia de estas características nos sentimos desprotegidos” y ha apelado “al Gobierno progresista” a aplicar políticas sociales garantistas de los derechos humanos.

Según la Federación, la garantía de la identificación, asistencia jurídica y solicitud de asilo no puede depender de la forma administrativa de entrada, ni la protección de los derechos fundamentales de las personas puede estar condicionada por una falta administrativa.

En este sentido, Alarcón advierte de que “la sentencia cierra las puertas y desprovee de las garantías fundamentales que tiene toda personas por el hecho de serlo, con independencia de su condición migratoria”.

Explica que el TEDH ha desautorizado el criterio emitido por la sala 3ª de ese mismo tribunal en 2017 en una sentencia que claramente condenaba al Gobierno de España por aplicar las devoluciones en caliente.

Según la Federación, esto ha sido posible porque el Gobierno del Partido Popular recurrió esta sentencia en su momento y el Partido Socialista no aceptó la petición de Andalucía Acoge y otras muchas organizaciones sociales para retirar este recurso. Incluso tras haberse comprometido a acabar con las devoluciones en caliente.

Además, alerta de que esta sentencia abre la puerta a que haya un cambio en las políticas de gestión fronteriza y añade que la actuación policial no debería estar sometida a distintos niveles de exigencia en función de la situación documental de las personas.

Pese a este dictamen del TEDH, Andalucía Acoge mantiene la esperanza en que en la próxima sentencia que versa sobre hechos similares -asunto Doumbe Nnabuchi contra España- sea más garantista hacia los derechos humanos. Esta demanda fue admitida por hechos similares, pero además por la vulneración del artículo 3 CEDH, ya que la persona sufrió malos tratos por parte de la Guardia Civil. Además, hubo omisión del deber de socorro y atención sanitaria a una persona gravemente herida en suelo español.

Además, recuerda que la sentencia de Estrasburgo no ha condenado al estado por la actuación con NT y ND, pero tampoco impide que España genere una normativa garantista con los derechos humanos en la frontera, fomentando así una sociedad de la que nos podamos sentir orgullosos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies