Andalucía Acoge insta a cambiar el modelo de políticas migratorias

Los nuevos intentos de cruzar la frontera en localidades como Ceuta, Melilla y Almería son un claro ejemplo del fiasco de las medidas existentes.

Los hechos ocurridos en las últimas horas y días en Ceuta, Melilla y Almería no son, para Andalucía Acoge, más que un nuevo capítulo del fracaso reiterado del modelo de políticas migratorias en la Unión Europea. La llegada de personas a nado a la ciudad ceutí, el intento de cruzar la valla fronteriza en Melilla o las personas que han viajado en patera hasta las costas almerienses en los últimos días vienen a insistir, una vez más, en la necesidad de cambios en la gestión fronteriza. “Más aún cuando el Estrecho sigue cobrándose nuevas vidas, como ha ocurrido en las últimas horas con una persona fallecida y otras desaparecidas”, como subraya Sylvia Koniecki, presidenta de Andalucía Acoge. La federación reivindica de nuevo la necesidad de incidir en las causas de la inmigración y no sólo en los efectos de este movimiento migratorio. Y demanda tanto al gobierno español como a la Unión Europea el desarrollo de políticas que incidan no en los efectos de las migraciones, sino que centren su acción en sus causas, garantizando el derecho a migrar (o no migrar) de las personas así como el respeto a sus Derechos.

Andalucía Acoge, además, insiste en la exigencia de castigar a las personas que tratan con personas, como ocurre con muchas de las que cruzan el estrecho en patera, fundamentalmente mujeres que una vez en España son obligadas a prostituirse. Así, demandamos el trato de éstas últimas como víctimas y no como delincuentes, como en muchas ocasiones ocurre.

Calificamos como fracaso la política de fronteras de la Unión Europea: tras años de inversión desproporcionada en medidas de control fronterizo, la situación en el perímetro de Europa continua siendo la misma. Queremos recordar a las instituciones públicas su responsabilidad en tanto que la gestión de la política de las fronteras se desarrolla en colaboración con los gobiernos del Norte de África, con quienes se han firmado acuerdos que, en la práctica, avalan a Marruecos en su política represiva. Y reivindicamos el respeto a los Derechos Humanos de las personas que viajan en patera o cruzan las fronteras hacia España, porque creemos intolerable que las políticas de control de fronteras impliquen, implícita o explícitamente, violaciones de esos Derechos Humanos. Asimismo, exigimos al Gobierno español que respete los requisitos y garantías, ya de por sí escasas, establecidas por la Ley de Extranjería y su reglamento en los procedimientos de devolución/rechazo en frontera. Y recordamos que el acuerdo de readmisión hispano-marroquí de 1992, que entró formalmente en vigor a comienzos de año, no exime a las autoridades españolas del cumplimiento de dichas garantías.

Por todo ello, “reivindicamos un acercamiento entre la Unión Europea y los países del entorno para crear un contexto en el que se respete el derecho a migrar”, en palabras de Mikel Araguás, secretario general de Andalucía Acoge. Un acercamiento que pueda conseguir que la gestión de los flujos migratorios se realice desde una óptica global de cooperación entre el norte y el sur, de garantía del cumplimiento de los derechos humanos y de la vida humana y no desde la visión de la contención, el control de fronteras en terceros países y la represión.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies