“Sólo tenemos diferentes colores de piel: todos somos seres humanos”

Jieun Lee lleva apenas mes y medio en Málaga, pero este tiempo le ha bastado para disfrutar de la ciudad, de sus gentes. Y entender que entre coreanos y españoles hay más similitudes que diferencias. Forma parte de la Oficina de la Universidad de Incheon en la Universidad de Málaga gracias a un intercambio estudiantil entre ambas universidades. A sus 21 años, esta joven nacida en Seúl tiene las cosas más que claras.

¿Cómo es la ciudad de su universidad, Incheon?

Es la segunda o tercera ciudad más grande de Corea. Yo vivo en Seúl, pero estudio en Incheon. Allí hay muchos grandes edificios, de más de 30 pisos. Hay muchísima gente viviendo porque la mayoría de personas quieren vivir en las grandes ciudades como Seúl o Incheon. Hay muchos coches y enormes atascos, es difícil de imaginar… La gente quiere siempre todo de una manera rápida: Comida rápida, conducción rápida… Siento que allí hay menos humanidad, porque la gente siempre quiere las cosas muy rápido, hay menos comunicación entre la gente… Y dependemos mucho de la tecnología: La inmensa mayoría de gente tiene smartphones (Iphone, Galaxy…), muchos jóvenes estudiantes juegan constantemente a videojuegos y no tienen tiempo para salir al parque a jugar, por ejemplo.

Muy diferente a esto…

Sí, por ejemplo, aquí puedes ver un montón de niños salir a la calle y jugar; pero en Corea no, sólo los ves jugando a los videojuegos.

¿Cómo ven en Corea a España? ¿Hay estereotipos sobre los españoles?

Sí, siempre decimos que España tiene pasión y que su color es el rojo. También se dice que la comida es muy buena. Y se habla del flamenco y de las corridas de toros. Las corridas de toros son muy populares en Corea: Cuando dije que iba a estudiar España todo el mundo me decía que tenía que ir a una corrida de toros.

¿Es Málaga como se la esperaba?

La vida en Málaga es muy relajada. No tengo que estar con prisa durante todo el día… No está bien, pero si llegas tarde al trabajo no siempre tienes que correr… (risas). La gente es muy simpática en la calle, intentan enseñarte y que entiendas bien lo que dicen en español. Aquí la gente tiene más… libertad que en países como Corea. ¡Y lo interesante es que los estudiantes tienen fiestas todo el tiempo!

¿Por qué decidió venir a estudiar a Málaga?

Conocí varios estudiantes malagueños en mi universidad y quería conocer qué tipo de cultura tenían ellos. Los estudiantes españoles tienen una mente más abierta que otros estudiantes europeos y quería ver cómo era la vida aquí.

¿Hay muchos estudiante españoles allí?

Sí, en mi universidad había como unos 30.

¿Y son más abiertos que otros europeos?

Yo creo que sí. Les gusta hablar, pasar el rato, siempre hablan de España muy bien… Desde la primera vez que conocí a estudiantes españoles tenían una gran sonrisa en su cara y tenían mucho mejor trato con otros estudiantes coreanos que estudiantes de otros países…

¿Por qué es buena la relación entre universidades?

Si la relación es buena entre Málaga e Incheon, si hay más intercambios para estudiar fuera, es mejor para todos. Los españoles tendrán una mente más abierta al poder estudiar allí y es lo mismo para los estudiantes coreanos. Si la relación va mejorando hay más oportunidades para venir aquí y sentir las diferencias entre ambos mundos.

¿Cuál es su trabajo en esta oficina?

Estoy aquí para estar al cuidado de los estudiantes de intercambio coreanos. Si hay algún tipo de información se la envío, si tienen algún tipo de problema en la universidad o necesitan ayuda, hablo con mi jefe para poder ayudarles. También estamos organizando un encuentro para intercambio lingüístico entre estudiantes coreanos y españoles para que puedan aprender unos de otros.

¿Qué cree que aporta a los jóvenes este tipo de intercambios y etapas de estudio en otros países?

El mundo está globalizado. Si conozco otros estudiantes y otros idiomas, si vivo en otros países, todo me hace tener una mayor visión del mundo. Puedo entender las cosas, entender las diferentes formas de ser de cada país y creo que eso es muy bueno para mí. No tengo que pensar que tengo que trabajar o vivir sólo en Corea: Puedo hacerlo en España, Suiza o, si es posible, en Londres.

¿Es este tipo de iniciativas, de intercambios estudiantiles, una buena forma de luchar contra el racismo?

Sí, seguro. Es muy bueno este tipo de cosas porque incluso en un mundo tan globalizado, hay mucho racismo. En Corea, por ejemplo, normalmente si ven una persona negra no se sienten nada cómodos. Sin embargo, si ven a americanos o europeos, se vuelven muy amables y quieren ayudar. La gente que estudia fuera o tiene estudios internacionales pueden tener mucho menos sentimientos racistas. Incluso yo antes de venir tenía diferente pensamiento sobre europeos, americanos o africanos… Pero ahora entiendo todo mejor. Realmente sólo tenemos diferentes colores de piel: todos somos seres humanos.

 

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies