“Las políticas del nuevo gobierno van a ayudar a que la población migrante tenga más problemas”

Laura Bolón llegó a Málaga en 2005 tras cuatro años en Madrid. Lo hizo para incorporarse al proyecto La Carpa de Pizarra, un espacio de residencia, creación y entrenamiento para artistas de circo que entonces funcionaba en Pizarra. Allí tenían una gran carpa y convivían artistas de diversas nacionalidades en un proyecto común. Hoy se considera una malagueña más.

¿Cómo le resultó la sociedad cuando llegó malagueña?
Yo llegué directamente a la localizad de Pizarra y vivía bastante aislada dentro del proyecto de circo. Las pocas veces que bajaba a la ciudad me llamaba la atención, sobre todo, lo grandes que eran los grupos de amigos o el grupo de mujeres del que formo parte y en el que ingresé una vez se acabo el proyecto de Pizarra y me fui a vivir a Málaga. La gente cariñosa que fui conociendo y el empuje de unos pocos para llevar a cabo movimientos culturales.

¿Y que le llamó la atención de los malagueños?
Sus tiempos tranquilos, la templanza, la actitud de “vive el momento”, el equilibrio que consiguen entre el trabajo y las responsabilidades y el tiempo de ocio y disfrute. Lo que les gusta compartir y disfrutar con los demás.

¿Cómo le ha acogido la sociedad malagueña?
No puedo quejarme. Desde el principio se me aceptó, se me cuidó, se me tuvo en cuenta. Conocí mucha gente… De hecho, al principio me agobiaba un poco porque eran muchos y muchas y no conseguía acordarme de los nombres o de si ya conocía a esa persona ó no. Después de siete años viviendo en Málaga tengo una familia hermosa a la que echo mucho de menos cada vez que voy a Argentina de visita por un mes o mes y medio.

¿Cree que en Málaga hay prejuicios sobre las personas sólo por su color de piel, raza, origen…?
Yo me muevo en ámbitos donde se cuida, se quiere, se ayuda y se apoya a personas de otros países, culturas y colores. Creo que en Málaga puede haber prejuicios como en cualquier otro lugar del mundo, no me parece que sea una ciudad que se caracterice por su xenofobia.

¿Ha tenido algún problema por ser extranjera?
No. Pero claro, yo soy argentina, blanca, hablo español y la sangre que me corre por las venas es de mis abuelas y abuelos españoles.

¿Ha dificultado la crisis aún más la situación de las personas inmigrantes?
Sí. Creo que los españoles están volviendo a hacer trabajos que antes no querían hacer y dejaban que los hicieran las personas inmigrantes. Pero también creo que la mayoría de personas inmigrantes, llegamos de países donde hay crisis de verdad y te diría casi que desde siempre, por lo que somos personas que estamos más acostumbradas a tener que buscarnos la vida ante situaciones adversas y difíciles. Creo que las políticas del nuevo gobierno van a ayudar más a que la población migrante tenga más problemas, tanto de acceso al país como a puestos de trabajo, atención sanitaria, educación, etc…

¿Cuáles son los beneficios de una sociedad multicultural?
¡¡¡Muchos!!! Yo soy de Buenos Aires (Argentina), el Río de la Plata es una zona que ha sido poblada por personas inmigrantes de todas partes del mundo, donde han convivido gentes de diferentes procedencias, culturas, costumbre y colores. Creo que parte de la riqueza de la población porteña consiste en la variedad de influencias culturales que ha recibido y con las que se ha ido constituyendo. Creo que en España también se empieza a notar la riqueza de formas, colores, idiomas, costumbres, comidas, ropas, formas de relaciones, etc. Creo que esto es muy enriquecedor.

¿Es el mundo cultural malagueño un ejemplo de la diversidad y los beneficios de esa mezcla?
No creo que todavía podamos hablar de “ejemplo de diversidad”. Creo que se encuentran muchos casos de gente de afuera que nos hemos adaptado bastante bien a los ámbitos y espacios de la cultura en Málaga, pero no creo que sea todavía un ejemplo ni mucho menos. Puede que vaya en un buen camino, pero todavía no se ve y yo personalmente he sentido algunas veces que me quedaba fuera de algo por ser inmigrante, hablar raro, etc. Todavía no hay artistas de todos lados, esto no es ni Barcelona, ni Paris, ni Nueva York, ni Buenos Aires.

¿Qué cree que puede hacer el mundo de la cultura por mejorar la situación de las personas inmigrantes y sensibilizar a la población?
Creo que es tan sencillo como llevar a cabo acciones como la que estáis llevando vosotros ahora mismo: Generar espacios donde se hable del tema de la migración. También creo que hay un montón de españoles/as que han migrado a Málaga, que se mueven por España, que también forman parte, a otro nivel, de la inmigración malagueña, aunque no sean de otros países. Abrir la ciudad, abrir las mentes, abrir los corazones a nuevas formas, nuevas personas, dar lugar a que gente de fuera entre en espacios culturales donde desempeñen sus trabajos creativos con sus códigos…

La campaña se titula ‘Todas las piezas son importantes’, porque busca demostrar que todos somos importantes en esta sociedad, independientemente de origen, sexo, raza… ¿Qué argumentos usarías para defender el eslogan de la campaña?
Que cada parte, venga de donde venga, hace parte de un todo. Como decían en La Bola de Cristal: Sola/o no puedo, ¡con amigas/os sí!

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies