Nuestro programa social apoya a las familias más vulnerables

El coronavirus no solo está afectando a la Sanidad. El estado de alarma en España, provocado por la rápida propagación del Covid-19 y la falta de un medicamento que lo frene, ha sacado los problemas sociales con los que ya convivía nuestra sociedad: trabajos y salarios precarizados, además de una economía sumergida; el derecho a techo digno, que no todas las familias pueden comer ni 5, ni 3 veces al día, el expolio a la naturaleza o la brecha digital y educativa, entre otras. Pero como en todas las crisis, es la gente la que está para ayudar a otra gente.

Las instituciones están saturadas y en muchas ocasiones son poco accesibles. El #yomequedoencasa es una traba para aquellas personas que no tienen un techo y para las que no han nacido con un smartphone bajo el brazo. La incertidumbre aumenta con los días de confinamiento y son muchas familias las que notan esa angustia y agobio de no saber qué van a poder comer mañana, ni cuándo van a poder volver a ganarse la vida.

El teléfono de Málaga Acoge no ha dado ni un respiro a las técnicas que escuchan, consuelan y aconsejan a quienes esta situación, de un modo y otro, les supera. “Nosotras hablamos con familias que nos llaman, sean usuarias nuestras o no, nos cuentan el caso, cómo están, y les pasamos un listado con la situación en la que se encuentran al Ayuntamiento de Málaga para que les añadan al menos en el reparto a domicilio con alimentación, productos de higiene básica y limpieza. Sin embargo, hay familias que están teniendo problemas porque desde el principio del confinamiento todavía no se han puesto en contacto con ellas”, explica Rebeca Pascual, técnica del Área Social de Málaga Acoge.

El Ayuntamiento de Málaga ha repartido más de cuatro mil lotes en lo que llevamos de confinamiento por todos los distritos de Málaga y ha atendido cerca de nueve mil llamadas, pero no es suficiente. “Las familias se siguen quejando de la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento para esta situación, ya que nunca le cogen el teléfono o cuando les atienden solo les cogen el nombre”. Desde Málaga Acoge no solo atendemos a las personas que veníamos apoyando, sino que cada día atendemos “mínimo a cuatro familias nuevas tan solo en la capital”, hace el recuento Pascual.

Málaga Acoge sigue trabajando en tiempos de confinamiento. El Área Social combate esta pandemia de forma telemática, pero siempre atenta. El objetivo es hacer un seguimiento de cada una de las personas que llenaban la oficina, saber cómo están, qué necesitan, ofrecer información y asesoría de los diferentes recursos que existen en la ciudad a cualquier persona que llama y lo más importante, realizar la tarea más necesaria en estos momentos: los cuidados. “A la gente le falta información y nos llaman a nosotras porque ya no saben dónde acudir. Estoy notando mucha situación de angustia y eso genera ansiedad en las personas. Hablar con nosotras a veces les sirve de terapia aunque esa no sea nuestra función principal, porque la gente necesita ser escuchada y apoyada en momentos como este”, añade Pascual.

En momentos así, las personas más perjudicadas son las que antes de esta crisis sanitaria ya vivían en una situación de vulnerabilidad y exclusión social: Familias que se encuentran en situación irregular y que vivían de la economía del día a día, trabajando en la limpieza, haciendo arreglos, ahora se ven sin ningún tipo de prestación económica y tampoco pueden salir a trabajar. Estas son las que se están viendo más afectadas “porque ni siquiera tienen una respuesta desde los recursos sociales de las instituciones, ni ven que esto acabe”.

Desde Málaga Acoge, la atención a familias monomarentales es fundamental. El 95% de las madres que apoyaba este colectivo han perdido su empleo a causa del estado de alarma por coronavirus, quedándose sin sustento. Muchas de ellas, incluso, tienen que salir con sus hijas e hijos a comprar porque no pueden dejarlos solos en casa y siempre salen con el miedo y la incertidumbre de que puedan ser increpadas. Sin embargo, lo que más temen es no saber qué va pasar después de esto, cuándo van a volver a un trabajo donde son el último eslabón de la sociedad.

Y si hay algo que desde las instituciones no se ha tenido en cuenta es una brecha digital y educativa que están viviendo las familias en sus casas. Desde Málaga Acoge, con el programa de Caixa ProInfancia de Obra Social «la Caixa», continúa el apoyo escolar a través del teléfono y videoconferencias si es posible, «ya que en la tele parece muy fácil las clases online, pero la realidad de las familias más vulnerables es que están perdiendo muchas clases y mucha atención, debido a la falta de recursos”.

Málaga Acoge, también en los pueblos

La situación fuera de la capital no es muy distinta. La zona de La Axarquía “es infinitamente grande, faltan protocolos concretos y accesibilidad a los recursos”, cuenta Noemí Góngora, técnica del Área Social de Málaga Acoge. Por un lado, está la gestión que hacen las instituciones locales y por otro lado, las recursos que dependen de la Diputación de Málaga, que en definitiva, no articula como gestionar esas ayudas.

Hasta el momento, son las oenegés y asociaciones las que tratan de hacer de intermediarias entre las instituciones y las que apoyan directamente a las familias, ya que que les descuelguen el teléfono está siendo una osadía. En este sentido, en muchos hogares de La Axarquía han llegado recursos básicos de comida no perecedera como garbanzos y lentejas, pero donde faltan alimentos frescos como puede ser el pan y productos de higiene y limpieza. Lo mismo ocurre con la zona de Fuengirola-Mijas, cuenta Rosalía Cuenca, trabajadora social de Málaga Acoge en esta localiidad, y añade que “existe más coordinación entre las diferentes instituciones y entidades, lo que facilita el trabajo”.

Durante este mes de confinamiento ha aumentado el uso de energía en el hogar. Los suministros de gas como bombonas empiezas a escasear y las familias comienzan a preocuparse también por ello. “De momento, no tenemos constancia de ningún corte de suministro, ni que vaya a pasar, pero las instituciones no han pensado que hay familias que necesitan comprar bombonas o recargar la tarjeta de teléfono, algo tan importante para pedir ayuda o para que los menores puedan continuar con sus clases”, relata Góngora.

Las necesidades de las familias son urgentes, pero la respuesta de las instituciones no está siendo inmediata. La improvisación de la actuación de una crisis sanitaria sin precedentes crea incertidumbres en la ciudadanía. La espera de ayudas económicas como la Renta Mínima podría ser una solución para algunas familias que dependen en todo momento del trabajo del área social de las instituciones y que en muchos de los casos no proceden.

Por otro lado, las familias también esperan una respuesta de las ayudas para el pago del alquiler, algo que desde Málaga Acoge ya tienen claro que “pocas familias van a poder acogerse porque no tienen el contrato a su nombre, ni el piso declarado por la persona propietaria, o en algunos casos están situación administrativa irregular”.

En la zona de Fuengirola-Mijas tienen el mismo problema con la vivienda: “Hay mucho desconocimiento y es necesaria que la información sea accesible para evitar que las personas se puedan llevar una sorpresa después”, reconoce Rosalía Cuenca. Sin embargo, sí que nota que los ánimos de la gente “están más estabilizados que al principio, que no significa que mejor, pero la inquietud sigue siendo qué va ocurrir en un futuro”. Para ofrecer información sobre recursos disponibles hemos elaborado una Guía de Recursos Sociales en Málaga y provincia.

Durante este periodo de emergencia seguimos apoyando a las personas y familias que lo necesitan por vía telefónica en Antequera, Málaga, Fuengirola y Torre del Mar.

Ayúdanos a apoyar a las personas más vulnerables que lo están pasando mal en esta crisis. Con tu colaboración contribuirás a mejorar la situación de muchas familias que atendemos en Málaga Acoge. Dona AQUÍ.

La imagen que acompaña el texto es la obra Caotic Art, del artista Alberto Urbano Moreno, de nuestro proyecto Artistas Acoge

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies