«El intercambio solamente puede enriquecer una cultura, no puede dañar absolutamente nada»

Aquiles Polychronidis es fotógrafo. También le gusta el diseño y lo podríamos considerar un artista, porque también ha realizado alguna performance y forma parte de la escena musical malagueña tocando, entre otros grupos, con Tom Cary (podéis conocer parte de su trabajo en esta web: http://cargocollective.com/akipo. Es griego, estudió en Edimburgo y ahora vive en Málaga, una ciudad de la que disfruta y a la que ayuda participando de forma activa en su tejido cultural. Hablamos con él de música, diseño social y mezcla cultural en esta entrevista encuadrada en la campaña ‘Todas las piezas son importantes‘.

¿Cuándo llegó a Málaga?

La primera vez que llegué a Málaga fue un mes de diciembre después de terminar mi servicio militar en Grecia, donde es obligatorio. Había conocido un año antes a una chica en Edimburgo, donde estudiaba, que era de Málaga. Vine a visitarla… Y ya nos quedamos juntos disfrutando Málaga. Primero pasé un año en Madrid, luego nos fuimos un año a Grecia y luego de vuelta a Málaga.

¿Y a qué se dedica?

Oficialmente yo soy fotógrafo. He estudiado Fotografía, cine y análisis de imagen y luego hice varias cosas siempre relacionadas con la música, el arte… Ahora mismo estoy desempleado pero sí que tengo trabajo de vez en cuando, casi siempre traducciones de textos en los juzgados de Málaga, al español, inglés, francés… También toco música con varios grupos, hago mis cosas de fotografía, estoy montando varias asociaciones culturales y colaborando con toda la gente que puedo.

Parado, lo que se dice parado, no…

No, que va. Tengo intereses de todo tipo…

¿Qué fue lo primero que le sorprendió de Málaga?

Lo primero fue las palmeras y las vistas desde el Balneario. Siempre bromeaba sobre no haber visitado Miami y de repente estar aquí… Yo pensé también que la ciudad era más grande, la verdad. Sí que se expande y hay mucho espacio que no conozco, en verdad el centro está muy concentrado, me recuerda mucho a Salónica que tiene centros muy pequeños y luego la ciudad se extiende bastante. Y, claro, el tiempo, lo clásico, que está muy bien. Y, bueno, la gente es bastante agradable y fácil de conocer. Y, bueno, me encanta el rabo de toro: Que aunque sea cordobés, yo lo probé aquí.

¿Le ha acogido bien la ciudad? ¿Ha tenido algún problema?

No, problemas en términos de sentirme algo raro, no. La gente es muy agradable aquí, muy acogedora en un principio. A parte de las bromas normales sobre mi acento, orígenes y cosas así, pero ningún problema en absoluto he tenido. Ni siquiera con la familia de mi novia o amigos, siempre ha sido todo muy fácil.

Supongo que también le favorecerá que la forma de ser griega será muy parecida a la española.

Bueno, se parece, pero también es muy diferente. Los griegos tenemos la tendencia a ser más cerrados y oscuros, una mentalidad así, sobre todo de donde vengo yo, del norte. Los españoles son más abiertos en varios aspectos. Y yo conocí españoles empezando a trabajar en Edimburgo y empecé a ver que la mentalidad es bastante distinta en plan de hacer la primera broma para romper el hielo y desde ahí pues ya se va a tomar cervezas, eso me gustó siempre.

Usted es fotógrafo, diseñador, músico… Hay un concepto que es el diseño social, que se basa en la idea de que el diseño puede cambiar la sociedad. Como diseñador, ¿cree en eso?

Bueno, la conversación puede ser muy larga, porque yo no sé si se puede cambiar la sociedad a través del arte, un diseño… Pero sí creo que se pueden empujar algunos temas. En término de diseño gráfico, yo no he estudiado nunca, es algo que hago por que me gusta: Tengo una estética que me gusta, pero no voy más allá. En términos de fotografía es otro tema, dependiendo de qué miras o cómo lo miras. Y creo que se puede concienciar hasta un nivel, pero soy bastante postmodernista, no creo tanto; Creo que la saturación ha matado mucho la esencia.

Quizás estamos ya saturados de ver imágenes y por eso pierdan poder…

Sí, la sobresaturación ya ha cancelado bastante los niveles de significado de la imagen. Creo que sí se puede dar algún detalle y demás, pero creo que bastante hundido bajo la superficie. Ahí también entramos en un tema de contradicciones sociales: Tener una cámara, poder hacer una imagen es algo ya político, social, económico… Quién hace una imagen, por qué lo hace, cómo la controla, medios de comunicación… Es algo de lo que se puede hablar días, semanas, meses o años…

Y la música, ¿puede cambiar las cosas?

Yo creo que la música sí que puede llegar un poco más allá. Yo soy bastante improvisador, me gusta mucho la improvisación muy libre, tocar instrumentos que no sabes tocar yc osas así… Y entonces creo que cuando conectas con temas de instintos, que te expresas sin pensar tanto, pueden llegar en algún momento. O vía también por la palabra, las letras de las canciones. El punk, el reggea, el dub… Sí puede llegar más allá, pero seguimos estando de un círculo comercial, cosas que controlan… Como por qué no se toca música en el centro de Málaga, por qué no hay tantos grupos, por qué… Y entramos en temas sociales, económicos, de poder…

De hecho, usted participa con grupos malagueños como Tom Cary…

Sí, yo les envié un mensaje por internet hace ya años. A mí me encanta la música y con mi novia, cuando estábamos en Salónica, producimos un recopilatoria de música experimental española que no tuviera conexión con compañías y fue uno de los primeros grupos con los que contacté, aunque ellos ya había sacado algún disco. Pero empezamos a hablar y cuando vine a Málaga retomé el contacto. Yo había tocado con un chico japonés con un colectivo musical en Grecia y vino a tocar con Tom Cary, así que me invitaron a estar con ellos, hacer unas fotos… Poco a poco, Pablo de Tom Cary participó en una perfomance mía en La Invisible y luego me invitaron al estudio, a ver qué hacían y empezó una mayor relación con la banda.

Y ahora toca con ellos…

Yo toco el saxo, pero yo nunca he aprendido a tocar el saxo. Yo toco con una manera muy libre. Yo soy bajista en realidad… Y ahora poco a poco nos conocemos más, las ideas se van repartiendo de una manera más igualitaria, la gente de Tom Cary es muy democrática en eso. El saxo que yo toco ha dado un empujoncito en otra dirección, yo aporto esto, me gusta. Y nadie me dice nada… Y si me dicen, me dicen que les gusta, así que estoy muy satisfecho…

Las mezclas de ideas siempre funcionan. ¿Cree que la mezcla de culturas, razas… También aporta a la sociedad?

Yo siempre he sido nómada: Incluso en Grecia me he movido mucho y la vez que más he estado en una ciudad es seis años en Salónica. Yo soy nómada y creo en eso. Y creo en la riqueza que da la emigración. En el intercambio de olores, colores, ideas, ojos… todo. Creo que el intercambio solamente puede enriquecer una cultura, no puede dañar absolutamente nada. Y creo que Málaga es una ciudad bastante cerrada… Es algo general de la sociedad del oeste, son bastante cerradas. Tenemos esa ilusión de ser más abiertos pero mira lo que pasa en Grecia con auroras doradas o como se llame, el caso de Austria, Le Pen en Francia o en España, cuando la derecha conservadora va a pasar a ultraderecha u otros niveles… De repente se va a perder mucha riqueza; y es una pena.

¿Piensa que en España surgirán casos como los de Amanecer Dorado en Grecia? ¿Tiene eso que ver con la crisis, el rechazo al otro?

Hay una diferencia entre la historia de Grecia o España. Aquí nunca se echó a Franco, Franco se murió. En Grecia siempre hubo una tendencia a matar o echar, por una y otra parte, elementos que no conseguíamos adaptar históricamente. Así que creo que son detalles, esos trocitos que quedan de traumas ayudan en general para sacar ese tipo de enfermedades, porque para mi gusto es una enfermedad. España no ha tenido una experiencia traumática, una explosión para tener esos detalles; pero en general en toda Europa la derecha y la ultraderecha han subido muchísimo en muchísimos países. Por una u otra razón matan gente, aunque sea en Noruega, donde no lo consideran un ultraderechista, sino un terrorista… Puede suceder en cualquier sitio si no tenemos cuidado.

Algo bastante contraproducente cuando habla de países que han tenido colonias o han sido emigrantes como España…

Siempre. El intercambio nunca se ha modificado. Grecia siempre ha sido un cruce de caminos entre Asia y occidente. Y ahora tienes allí un típico griego moderno, bajo, moreno… Que se cree que es ario. Son cosas ya que rozan lo surrealista…

¿Le preguntan mucho por la crisis en su país?

Sí, hace años. Y siempre preguntando si llegará o no a España… Pero casi mejor no hablar mucho sobre eso…

La tenemos aquí ya…

Sí, y está sucediendo mucho más rápido.

¿Sí?

Sí, todo está pasando mucho más rápido. Donde han llegado en Grecia llegaremos nosotros aquí en un par de años… Todo va más rápido.

 

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies