“Yo sí que voy a encontrar trabajo”

Por Claire Alexandra Conrad

Una veintena de alumnos bajan la estrecha escalera hacia el patio de la sede de Málaga Acoge para tomar el desayuno. Están seguidos por Eugenia Sánchez, orientadora laboral de Málaga Acoge y la profesora del primer módulo del Curso de camarero/a de y barman. Entre risas y conversación, salen a tomar el descanso en el frío matutino de febrero.

El curso forma parte de una acción formativa del Punto Formativo Incorpora, una iniciativa de inserción laboral patrocinada por la Obra Social La Caixa y cuenta con 20 alumnos y alumnas. Algunas de estas personas participan en los diferentes programas de Málaga Acoge otras proceden de la red de asociaciones afiliadas con el programa Incorpora.  Con 250 horas de duración, esta formación está dividida en tres módulos: el primero, de competencias transversales necesarias para la búsqueda y el éxito en el trabajo; el segundo modulo se centran en la capacitación técnica para el trabajo; y el tercer módulo es de prácticas en hoteles o restaurantes de Málaga capital y la Costa, que tendrán una duración total de 80 horas. “Creemos que estas 250 horas son el tiempo mínimo que alguien que no tenga nada de formación en ese campo necesita para poder adquirir ciertas competencias que le van a permitir mejorar su empleabilidad en el sector”, asegura Sánchez.

El primer módulo del curso empezó a finales de enero y está tratando sobre el conocimiento de uno mismo, la autoestima, la gestión de tiempo o la resolución de conflictos, entre otras competencias. Para Najat Alilech, una alumna del curso, estas competencias son esenciales para la búsqueda de trabajo. “Si no empezamos aprendiendo cómo tener un actitud positiva, no avanzamos en ningún sector”, asegura. En el segundo módulo del curso, los alumnos aprenderán las habilidades necesarias para trabajar como camarero o camarera. Además de aprender sobre el vino, la cerveza, el café o cómo trinchar carne o pescado; pero también, por ejemplo, aprenderán a hacer cócteles, una nueva competencia en demanda en los hoteles y restaurantes de la Costa del Sol.

Hecham El Mourabid es un alumno del curso que ya cuenta un poco de experiencia trabajando en hostelería, así que está muy interesado en saber más de esas técnicas. “Me gustaría aprender a hacer los cócteles y a hacer mejor el café. Sé un poco pero me interesaría aprender más”, añade. De hecho, la mayor parte del alumnado está ya con muchas ganas de empezar las prácticas, el último módulo del curso. Uno de ellos es Abdul Lamnaouar , que tiene ya título de jefe de sala y ha hecho unas prácticas, pero dice que aún le falta “más experiencia”, dice. “Lo que me hace falta es aplicar las cosas, no he tenido mucho oportunidad de aplicar los conocimientos teóricos, así que me gustaría aprovechar las prácticas en algún hotel”, subraya. “Es que así más fácil encontrar trabajo”, añade en relación a las prácticas Rubén Delicado, otro alumno del curso. “Es más fácil así que si tú vas por algún sitio echando currículo. Ya cuando entras en un sitio el empresario te conoce y si le gustas pues tienes ya allí una puerta abierta”, cuenta.

El ambiente de la sala es positivo y los alumnos están animados para buscar una oportunidad. “Tengo ganas de ser camarero porque aquí en la Costa el trabajo que hay ahora mismo es de hostelería,” dice Osazee Jackson, que participa con mucha ilusión en el curso. “Yo creo que cuando terminemos encontraré trabajo, porque sabré mucho mejor  las técnicas para la búsqueda de trabajo y la manera de presentarse uno mismo. Yo sí que voy a encontrar trabajo”, concluye con seguridad. ¡Suerte!

_________________________________________________________

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies