Seis nuevos empleos: ¡reto conseguido!

Alain no para. La tienda está llena y los clientes pasan con sus compras por su caja. Sin apenas tiempo para respirar, atiende con ilusión. Eficaz. Es su primer día de trabajo y la sonrisa no se le va de la cara. “Estoy muy contento”, cuenta. “Va todo muy bien. Como he pasado el periodo de prácticas ya conozco todo lo que hay que hacer”, destaca. Con la misma soltura también atiende a los compradores Najat, para quien, igualmente, es su primera jornada laboral. “Esto es una gran oportunidad para nosotros”, asegura, también con muchas ganas. Alain y Najat son dos de las seis personas que la empresa Leroy Merlin ha contratado en las últimas semanas después de que realizasen prácticas a través del Área de Empleo de Málaga Acoge y en el marco de los programas Incorpora y Globalemplea.

Al igual que ellos, Vicente, Yassine, Sergio y Javi también han empezado a trabajar estos días. “La verdad es que estamos muy satisfechos con el resultado de esta iniciativa. Son personas que cumplían los perfiles de la empresa y que han demostrado su valía durante las prácticas, algo que se ha demostrado con las contrataciones”, destaca Irene Peñalver, coordinadora del Área de Empleo de Málaga Acoge. “Y, por supuesto, a todos les viene muy bien un puesto de trabajo para conseguir mayor estabilidad familiar y para tener más opciones de conseguir un empleo estable en el futuro”, añade Peñalver. De hecho, algunas de las personas que fueron contratadas a través de este mismo programa hace un par de años, aún siguen trabajando en la empresa.

Najat

Najat, de hecho, no tenía cierta estabilidad laboral desde 2012. A sus 31 años –lleva nueve en España- tiene bastante experiencia en hostelería, tanto en cocina como en hostelería, “pero los contratos casi siempre son eventuales y con muy malas condiciones”, explica. Por eso, afrontó sus cuatro semanas de prácticas en Leroy Merlin como un gran reto. “Era una forma de adquirir experiencia, de aprender cosas nuevas y de abrir posibilidades. Además, por supuesto, una oportunidad de conseguir un empleo en otro sector”, subraya. Y lo ha conseguido, como cajera, al igual que Alain, de 35 años, procedente de la República Democrática del Congo y también con casi una década de residencia en el país. Él ha trabajado en la construcción con cierta frecuencia y también ha colaborado con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) como voluntario. “En 2013 conocí Málaga Acoge y los programas de empleo. Así que empecé a participar en cursos y formaciones con la intención de tener más probabilidades de encontrar un trabajo, ya que estaba siendo un proceso muy complicado”, resalta, mientras recuerda que desde 2011 apenas había trabajado “salvo en algunas sustituciones y cosas temporales”.

Mientras Najat y Alain trabajan en caja, los demás forman parte de distintos departamentos como madera o fontanería. “Por ahora son sólo cuatro horas por las mañanas, pero la verdad es que estamos muy contentos por cómo está yendo todo”, cuenta Vicente. “Quizás este contrato de trabajo nos permita conseguir estabilidad y podamos seguir en la empresa después, más tiempo”, añade Yassine. Es el momento de que, durante los meses que tienen por delante, puedan conseguirlo. “Hasta ahora han demostrado que pueden hacerlo muy bien. Seamos optimistas”, concluye Irene Peñalver. Así sea.

_________________________________________________________

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS CON EL ÁREA DE EMPLEO

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies