Cuatro familias refugiadas salen adelante con el apoyo de Málaga Acoge

La paz comienza con una sonrisa“, escribe con mayúsculas Santiago*, de 6 años, en un dibujo que hizo en su colegio de Torre del Mar con motivo del Día de la Paz. De la pared de su habitación cuelgan otras dos de sus creaciones: una silueta grande pintada de distintos colores y, algo escondida tras la litera donde duerme, el dibujo de un monstruo de tonos vivos que no da miedo. Santiago es colombiano y desde el 23 de abril de 2017 vive con sus padres José y María en uno de los tres pisos de acogida que Málaga Acoge tiene en la Axarquía en el marco del proyecto Tarhib.

Esta familia colombiana, de Cali, comparte vivienda con Tatiana y Andrey, una pareja de nacionalidad rusa que llegó el 26 de abril y, pese al poco tiempo que lleva en España, ya entiende y habla algo de español.  Sentados en la terraza de la casa, estudian sus apuntes de castellano. La unidad 1 de de su curso de español se titula “¡Ya estamos aquí!”.

Un equipo de seis personas integrado por una psicóloga, dos técnicas de intervención social, una abogada y una trabajadora social se encargan de atender a estas y otras dos familias procedentes de Venezuela y Siria. Son quince personas. “Desde el inicio eres su apoyo y su red. Nos encargamos de facilitarles el camino para que salgan adelante”, cuenta Fanny Sola.

Aisha y Ahmed, de 20 y 27 años, y sus dos hijos Qamar y Adel, de 5 y 3 llegaron a Málaga el 30 de noviembre reasentados desde el Líbano, donde pasaron cuatro años.  “Qamar significa Luna en árabe”, dice su padre mientras la madre, de ojos grandes y castaños, sonríe siempre y enseña la cocina de juguete que le trajeron los ayudantes de los Reyes Magos por Navidad.

Cerca de la cocinita se disponen dos pares de pequeños zapatos de Qamar y Adel que, según cuenta su madre, lloraban al principio cuando empezaron a ir al colegio, pero poco a poco van más tranquilos: “Es que estaban acostumbrados a estar siempre juntos. Adel siempre va detrás de Qamar”, explica Aisha, según va traduciendo del árabe Inmaculada Lapeira. “Son como mi segunda familia. Te llenan todos los momentos que compartes con ellos”, afirma.

A lo largo de un periodo de dos años Málaga Acoge acompañará a estas familias para que, paulatinamente, puedan desarrollar su vida de forma autónoma. Además de sus necesidades básicas, se las brindará apoyo social, laboral, jurídico y psicológico, detalla Alejandra Duque.

Desde la ventana del salón del piso de la familia siria se puede ver el mar y también terraza de la vivienda de María Eugenia y Carlos Alberto, una pareja de venezolanos que vive con los hijos de ella, Juan Carlos y José Antonio, de 9 y 7 años. Llegaron a la casa el 24 de abril de 2017. “Los niños están felices en Torre del Mar”, cuenta Carlos Alberto. María Eugenia, que está embarazada de una niña que dará a luz en junio, cuenta que cada miércoles asiste con su pareja a clases de inglés en la sede de Málaga Acoge en Torre del Mar.

Los niños y niñas de estas familias han participado en unos talleres en la asociación. A través de juegos y haciendo dibujos se ha abordado el tema de la autoestima y el miedo. Los dibujos de la habitación de Santiago, al que le encantan los dinosaurios y los coches, son fruto de esta actividad guiada por Elena López.

 “Al no tener familia y amigos eres su apoyo para lo bueno y para lo malo”, relata Fanny sobre estas personas que han dejado sus países en busca de una nueva oportunidad. “La situación en Venezuela es cada vez peor”, cuenta Carlos Alberto, jugador de béisbol profesional y procedentes de la caribeña Isla Margarita. 

La joven siria Aisha viste una falda negra con varios volantes y una chaqueta de pelo gris y blanca.  Invita a arroz con leche y muestra en su móvil una foto de sus hijos Adel y Qamar. Qamar, con un vestido azul celeste, sonríe al lado de su hermano. La paz comienza con una sonrisa, como la de Qamar.

Andalucía Acoge, a través de sus entidades federadas y con el apoyo de MEYSS, ha puesto en marcha casi 100 plazas de acogida a través del proyecto Tarhib, para la acogida e inclusión social de personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

Te animamos a sumarte a este proyecto como voluntaria o voluntario, apoyando a estas familias a salir adelante. Escribe a la dirección voluntariado.malaga @acoge.org.

*Todos los nombres que aparecen en el texto se han cambiado.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies