“Málaga Acoge me ha dado la oportunidad de ayudar a la gente”

Por Agustín Olías.

Hind es uno de esos maravillosos casos en los que una persona participante en los programas de Málaga Acoge se ha integrado tanto en la organización que pasa a ser, oficiosamente, casi una voluntaria más debido a su grado de colaboración e implicación. Esta mañana asiste al taller Mujeres y poderosas que Málaga Acoge imparte en su sede de Fuengirola y, en un descanso, aprovecho para entrevistarla.

Viste un vestido azul, con un velo del mismo color que enmarca su cara tranquila, amable, de fácil sonrisa. Habla pausadamente, bajito, como sin querer que se la oiga demasiado. Su español es bueno. Tiene un agradable acento francés.

Hind, me interesa mucho hablar contigo porque representas a ese tipo de gente que llega a Málaga Acoge buscando algún tipo de ayuda y, con el tiempo, se convierte en una gran colaboradora, ofreciendo su ayuda a los demás. ¿Cómo empezó tu relación con Málaga Acoge?

Llegué hace ocho años a España, a Fuengirola. Cuando llegué no sabía español y tenía que renovar mi permiso de residencia; me apunté a las clases de español de Málaga Acoge y me ayudaron a renovar el la documentación. Dese entonces soy usuaria de Málaga Acoge, organización que siempre me ha ayudado en todos los problemas que he tenido.

¿Cuándo empezaste a colaborar con Málaga Acoge?

Al principio traía té o pastitas cuando había alguna reunión o alguna fiesta. Más adelante hice un taller de croché en Málaga Acoge, aprendiendo a hacer muñequitos y objetos similares. La profesora propuso que hiciésemos muñequitos para el mercadillo de Navidad. Una amiga y yo nos animamos e hicimos muchos muñequitos de nieve y gatitos en croché.

Últimamente, ¿en qué has participado?

En junio de este año me apunté como colaboradora en la celebración del aniversario de Málaga Acoge, preparando comida (pastela, zanahorias con charmela…), y otras tareas; también traje adornos de Marruecos para adornar el puesto. Otra cosa que me gusta hacer es de intérprete, ayudando a las personas inmigrantes que llegan a Málaga Acoge y que solo hablan árabe. A veces es muy importante explicar bien lo que se necesita, hay detalles que pueden ser cruciales para solucionar el problema.

Entiendo que esto te hace ilusión ¿Por qué colaboras de esta manera tan altruista con Málaga Acoge?

Me gusta el voluntariado. Málaga Acoge me ha dado la oportunidad de ayudar a la gente y devolver, de alguna manera, la ayuda que a mi me ha prestado Málaga Acoge. También tengo que reconocer que colaborar con Málaga Acoge me sirve de mucho personalmente; el salir de casa y tener este tipo de actividades me viene muy bien, desconecto un poco del día a día, me da fuerzas para volver a casa y enfrentarme a los problemas cotidianos.

¿Estás satisfecha del trabajo que estás realizando? ¿Te sientes útil?

Me gusta mucho ayudar a los demás. Soy consciente, porque lo he sufrido, de las dificultades de las personas inmigrantes cuando llegan a España y no hablan español, no tienen trabajo ni contactos aquí. Cuando no conoces a nadie y encuentras a alguien que te ayuda, es genial. No quiero que otras personas repitan mis malas experiencias cuando llegan a un país extraño.

Ahora estás asistiendo al taller “Mujeres y poderosas”, ¿te está gustando?

Sí, mucho. Algunos talleres llegan justo en el momento adecuado; cuando tienes un determinado problema y, en ese momento, asistes a un taller donde encuentras ayuda o ideas para solucionar esa difícil situación. ¡Es fantástico! A veces, sin planificarlo, algo aparece en tu vida en el momento que lo necesitas. Otro taller que me parece genial y que ayuda mucho a los padres es la “Escuela de padres”. Ayuda mucho en el trato con los niños, especialmente con los adolescentes.

¿Lo estoy imaginando o hablas con acento francés? Tú eres marroquí, ¿por qué tienes ese marcado acento francés? Si te parece, cuéntanos algo de tu vida, para que conozcamos un poco más a Hind.

Yo estudié en la Universidad de Tetuán, donde me gradué en Filología Francesa, en una especialidad nueva en aquella época, Información y Comunicación de Empresa. Cuando acabé mis estudios me casé y, casi inmediatamente, emigramos a Inglaterra, a Londres; allí vivimos dos años. Luego nos trasladamos a Paris, donde estuvimos siete años y, por fin, llegamos a Fuengirola. Todos estos cambios debidos al trabajo de mi marido.

Durante unos minutos más seguimos hablando de “la vida” en general. En un momento dado me habla de sus niños y yo, inocente de mi, le pregunto “¿de dónde son?”, con tanto viajar… Y, entre sonrisas, me contesta:

Mis dos hijos mayores, una niña que ahora tiene quince años y un niño de doce, nacieron en Francia, pero son ¡británicos! pues su padre es inglés. Pero ahora se sienten españoles, van al colegio, hablan perfectamente español y están integrados en la forma de vida de aquí. La pequeña, una niña de dos años y medio, es española.

Ha sido una conversación muy agradable con Hind, que nos ha mostrado la cara de un voluntariado singular, el de las personas que han sufrido en sus carnes las dificultades de llegar a un país extraño, sin conocer el idioma, teniendo que enfrentarse a múltiples complicaciones. ¡Muchas gracias Hind por tus palabras y por el trabajo que estás haciendo en Málaga Acoge!


 

TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies