La vulneración de derechos de los menores no acompañados

España ha sido señalada por Naciones Unidas por sus prácticas invasivas y poco fiables de determinación de la edad de los menores migrantes que llegan solos. Estas pruebas médicas, que deberían ser el último recurso cuando es imposible determinar la edad e ir acompañadas de exámenes psicológicos, se sigue realizando en España incluso cuando el niño o niña tiene documentación que acredita su minoría de edad. Cuando esto ocurre, el menor queda en un limbo jurídico que le impide disfrutar de sus derechos como adulto y de la protección que merece como menor de edad.

Para Isabel Lázaro González, catedrática de la Universidad Pontificia de Comillas y experta en Derechos y Menores, nuestro sistema de protección coloca a los menores en situación de vulnerabilidad, ya sea porque no son identificados como menores o porque en el caso de serlo no se les permite reunirse con familiares que ya estén en Europa, quedando atrapados contra su voluntad en el sistema de protección. En el siguiente vídeo explica por qué:

Lázaro considera que hay que hacer una crítica a la atribución de competencias que tiene los fiscales a la hora de determinar la edad de los jóvenes ya que, en nuestro modelo jurídico, el decreto fiscal no admite recurso, por lo que los posibles menores se quedan indefensos. Según Lázaro “la fiscalía no deber ser la autoridad competente en nuestro sistema para determinar la edad”.

Menores refugiados

Según Acnur la mitad de las personas refugiadas del mundo son menores de edad. Niños y niñas refugiadas también entran por nuestra frontera sur huyendo de conflictos y guerras. Para Lázaro nuestro sistema no está ofreciendo una información adecuada a estos menores para que puedan acogerse a la protección internacional. En el siguiente vídeo nos da más información sobre esta realidad:

Más recursos para la infancia

Aunque logren ver su minoría de edad reconocida, el camino de estos niños y niñas tampoco es fácil. Su integración, las condiciones de vida y el nivel de protección que tengan dependerá de la comunidad autónoma que les tutele. En Andalucía, el sistema de protección está sobrecargado y no se ajusta debidamente a las necesidades de los menores. Según Isabel Lázaro deber ser un objetivo primordial dedicar más recursos a la infancia. Escucha más en este vídeo:

En Andalucía el día que los jóvenes cumplen los 18 años quedan desprotegidos, prácticamente sin ningún tipo de apoyo de la Administración que ha sido su tutor hasta entonces, quedando a merced de apoyos de organizaciones sociales y ONGs. Sin políticas educativas y de empleo, el futuro de estos jóvenes queda condenado a la precariedad y la exclusión social.

Para Isabel Lázaro el sistema de protección debe abrir puertas a estos chicos y chicas y facilitarles la documentación necesaria para ser ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho: “si lo que se ofrece es el paso a la irregularidad desde el punto de vista de la extranjería todo lo que se haga durante el sistema de protección no va a ningún sitio”.

La catedrática apuesta por el trabajo coordinado entre administraciones, organizaciones y universidad: “hay muchas organizaciones que están poniendo su granito de arena pero ganaríamos enormemente trabajando más ordenadamente y ayudándonos cada uno con su papel. La propia Universidad tiene mucho que hacer de acompañar y reforzar a las organizaciones sociales en su día a día. Tenemos que hacer entender a las Administraciones que no las estamos atacando, sino que estamos proponiendo soluciones para ir mejor la vida de los menores”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies