“El voluntariado te enriquece como persona de forma impresionante”

por Agustín Olías

Estoy en nuestra sede de Ollerías de Málaga, lugar donde se ubica el grupo de Empleo de Málaga Acoge. Voy a entrevistar a Jesús Espinosa, voluntario que realiza un trabajo ciertamente importante: recibir a las personas inmigrantes que llegan hasta nuestra organización, escucharlas, entender sus problemas o peticiones y, o bien darles cita para que sean atendidas por una de nuestras técnicas, o bien redirigirlas a la institución adecuada a su caso.

Hoy la sede de Ollerías está “a reventar”. Además de las personas habituales, un numeroso grupo de jóvenes esperan para recibir una charla por parte de Eugenia, técnica de Empleo. Así que tenemos que ir buscando un lugar donde mantener una conversación más o menos tranquilamente, pero que también permita a Jesús realizar su trabajo de acogida si es necesario.

Usurpamos una mesa sin dueña, e iniciamos la entrevista. Lo primero, conocer algo de la vida de Jesús:

Nací en un pueblo de Málaga, Campillo, donde viví y estudié hasta que mi familia se trasladó a Málaga, donde hice el bachillerato. Luego me trasladé a Granada, donde estudié Derecho. En cuanto al tema laboral, he estado ejerciendo la abogacía más de treinta años, tanto como abogado libre, como abogado de la Administración en el Ayuntamiento de Málaga. También cursé estudios de Antropología Social y, tras tantos años trabajando, me jubilé en el 2016.

¿Es el primer trabajo como voluntario?

He estado ejerciendo de “voluntario” (sonríe sarcásticamente) dentro de la Administración, como representante sindical, llegando a ser presidente del Comité de Empresa por CCOO. Aparte de esto, Málaga Acoge es mi primera experiencia como voluntario de una ONG.

¿Por qué elegiste a Málaga Acoge para esta tu primera experiencia?

Una de las grandes ventajas de estar jubilado es que tienes mucho tiempo libre; así que te replanteas tu vida y cómo usar esa cantidad de tiempo libre. Yo siempre he tenido inquietudes de colaboración y participación social, pero no tenía una idea clara de qué hacer. Busqué y tuve un primer intento de entrar en FACUA (asociación de consumidores), pero no cuajó. Luego conocí la actividad de Málaga Acoge y me atrajo la parte de trabajar con gente marginada por nuestra sociedad, gente muy vulnerable; era un mundo que no conocía suficientemente, pero intuía que se podría hacer mucho por este colectivo.

Jesús entró en Málaga Acoge en enero de 2017. Siendo él abogado, siento la curiosidad de saber por qué no realiza su labor de voluntariado en la parte jurídica de nuestra organización. Me lo aclara rápidamente:

Fue el que me ofrecieron. Había una necesidad imperiosa de disponer de una persona que ayudase a Rafael en la acogida de Ollerías. Nos entendimos bastante bien Rafael y yo, y aquí me tienes.

Quiero preguntarle por el trabajo que realiza, si está satisfecho, pero la propietaria de la mesa donde estamos aparece y, naturalmente, tenemos que desalojarla y buscar otro lugar para continuar.

Esta tarea de acogida que me ha tocado realizar, me parece muy útil. Además, a nivel de enriquecimiento personal, es impresionante. La realidad con la que me enfrento cada vez que llego a Málaga Acoge, conociendo las situaciones de las personas que por aquí llegan, es totalmente diferente a mi realidad. Nunca había sido consciente de esa durísima “otra realidad”. Por ejemplo, como has podido ver tenemos la sede llena de jóvenes. La mayoría de ellos han llegado a España en unas terribles condiciones, en los bajos de un camión o en pateras, siendo unos críos.  

Nos tenemos que volver a cambiar de sitio, es el signo que hoy tenemos. Esta vez es Eugenia quien nos ofrece su despacho, pues ella va a dar la charla a los jóvenes de los que Jesús me está hablando. Le pido a Jesús que me explique la actividad que Málaga Acoge está realizando con estos chicos, y alguna chica, que hoy invaden la sede de Ollerías.

Por un lado tenemos un curso formalizado de “Ayudante de cocina”. Se presentaron más de cuarenta candidatas y candidatos para veinte plazas. La primera fase del curso es teoría, cuestiones transversales, y luego vienen las prácticas de cocina. Son usuarias y usuarios de Málaga Acoge, además de algunos españoles, debido a los requisitos del curso. Por otro lado tenemos los que viven en la calle o que están en algún albergue o piso, pero que de día no tienen nada que hacer, excepto algunos que van al instituto, y se pasan por aquí. La mayoría ha salido de centros de acogida, pero hay alguno que ni eso.

¿Estás satisfecho con la labor que realizas en Málaga Acoge?

Está claro que no vamos a arreglar el mundo; no me siento ni satisfecho ni insatisfecho, es simplemente participar en esta tarea donde sabes que ayudas a la gente, pero también sabes que la incidencia en muchas ocasiones es mínima. O bien por la escasez de recursos que disponemos o porque hay personas que, debido a su perfil, difícilmente pueden integrarse laboralmente. Cuando se trata de jóvenes, la situación es sangrante; están solos, sin familia, sin referencias, te das cuenta de que para alguno, nosotros somos su familia.

 Interesante la labor en Acogida.

Sí, pero también es frustrante. Por ejemplo, ahora mismo ya no estamos dando citas a quienes vienen a solicitarlas, porque ya no tenemos capacidad para atender a más gente. Y te llena de frustración ver que tienes que decir que vuelva dentro de un mes a gente a quien ves realmente necesitada. En ese caso, les rediriges a otras asociaciones o instituciones que les puedan ayudar. El nivel de satisfacción con Málaga Acoge entre las usuarias y usuarios es alta (aunque hay de todo), lo que provoca que se corra la voz y venga más gente y nos desborda. Necesitaríamos más dinero que nos permitiese tener más recursos para atender a estas personas.

Me despido de Jesús agradeciéndole su trabajo como voluntario, sus palabras y su paciencia, no sin antes pedirle unas palabras dirigidas a una posible persona voluntaria de Málaga Acoge.

Podría decir cuarenta eslóganes, pero lo que yo veo como muy importante es la capacidad de los que ya estamos trabajando como voluntarios en Málaga Acoge, de seducir a esas personas que piensan en realizar un trabajo de voluntariado aquí.  Que seamos un ejemplo de lo que puede hacer una persona voluntaria.

 

Si como Jesús quieres sumarte a nuestro equipo de personas voluntarias puedes escribir al correo voluntariado.malaga@acoge.org.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies