Finaliza la segunda edición del taller de teatro en la prisión

Nueve meses después, el taller de teatro realizado por Málaga Acoge en el recinto penitenciario de Alhaurín de la Torre ha finalizado. Una pequeña fiesta de despedida ha servido para agradecer tanto a la veintena de participantes como a las personas voluntarias que han hecho realidad la iniciativa su intenso trabajo durante el curso. Con Rosa Deblas a la cabeza como directora, el grupo de internos ha conseguido un magnífico trabajo representando hasta en dos ocasiones la obra Homenaje a Tricicle y más en el salón de actos de la Prisión Provincial de Málaga.

“La verdad es que ha sido un trabajo enorme el que han realizado los participantes. Se han mostrado siempre muy motivados y han formado un grupo muy interesante”, cuenta José Antonio Martín, voluntario del Departamento de Prisiones de Málaga Acoge. “De hecho, ninguno quería que acabase el taller”, subraya. “Los objetivos iniciales del taller eran que pasaran un buen rato, se formaran, trabajaran la resolución de conflictos, que aprendiesen técnicas de relajación y que adquirieran habilidades sociales como el trabajo en equipo, la importancia del compañerismo. Y creemos que todos se han cumplido”, añade Carmen Cano, técnica del Departamento de Prisiones y coordinadora del Área Social de Málaga Acoge. La buena experiencia del curso 2012-2013, en el que se estrenó “muy satisfactoriamente” la obra ‘Crónicas de amor en el aire’, hizo que la asociación haya apostado por continuar con el taller.

La propia directora de la actividad, Rosa Deblas, destacaba hace unas semanas en el artículo Un espacio de libertad el buen trabajo realizado por los alumnos. “Este año he contado con alumnos de nueve nacionalidades diferentes y el enriquecimiento del grupo ha sido extraordinario. […]Hacer amigos, recuperar la confianza y descubrir nuevos valores en uno mismo y que otros los reconozcan, lo manifiesten y que esto se lo puedan contar a sus familias es algo impensable que para ellos no tiene precio: por unos instantes el teatro les ha llevado a ser los hombres y mujeres más libres de la tierra”, explicaba en el texto. Mientras, una de las personas que pudo ver una de las representaciones, Luis Pernía, de la asociación ASPA , contaba en otro artículo que el taller de teatro “es una labor que, para quien acude por primera vez a la prisión, es mucho más”. “Es ver cómo hacer brotar la autoestima, el trabajo en equipo y el poder hacer algo para los demás, en unos hombres y mujeres en situación carcelaria, que en nuestro caso hacían de actores y actrices, pero que escondían unas vidas no contadas. Unas vidas que seguramente jamás serán contadas, pero que eran el gran argumento de los que mirábamos embobados aquel derroche gestual”, concluía el texto del también presidente de la Plataforma de Solidaridad con los y las inmigrantes de Málaga.

_________________________________________________________

NOTICIAS RELACIONADAS

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies