¡Estoy enamorada de Málaga Acoge!

Por Agustín Olías:

Alejandra es argentina, voluntaria en Málaga Acoge desde hace ocho meses, en nuestra sede de Fuengirola. Hoy queremos agradecerle que haya sido sido tan amable para hablarnos de ella, del por qué está en España, de las razones por las cuales se ha hecho voluntaria de Málaga Acoge y de su trabajo en la organización. Alejandra no se ha hecho de rogar y nos contó muchos detalles interesantes de su trabajo y de su vida.

“Mi nombre es Alejandra Bornancini, nací en la provincia de Córdoba, en el centro de Argentina, hace ya treinta y cuatro años. En marzo del año pasado vine de vacaciones a Fuengirola, donde estuve un mes en casa de mi suegra. Me encantó tanto la ciudad, la gente, el clima, las costumbres de los españoles, su estilo de vida, que decidí quedarme. “

¿Quieres decir que te quedaste en Fuengirola simplemente porque te gustó? ¿Tenías trabajo en Argentina?

“Sí, yo tenía un puesto estable en la Coca Cola, donde trabajaba desde hacía ocho años como licenciada en el Departamento de Comercio Exterior. Tras mi mes de vacaciones acá, regresé a Argentina donde seguí trabajando en Coca Cola, pero aquello ya no me gustaba. Soy inquieta y no me asusta arriesgar por algo que me interese, así que en noviembre del año pasado me vine definitivamente a Fuengirola.“

¿Cómo te animaste a trabajar como voluntaria de Málaga Acoge?

“Yo no tenía experiencia en este tipo de actividades, pero siempre había querido hacerlo. Cuando llegué a Fuengirola, mientras regularizaba mis papeles, me interesé por las ONGs que operaban en la zona. Encontré varias, me acerqué a conocerlas y, la verdad, me encantó la gente que me recibió en Málaga Acoge y el trabajo de la organización.”

Alejandra entró como voluntaria de Málaga acoge en enero de este año. Desde el principio ha estado trabajando en el Área de Educación, en las clases de refuerzo educativo, aunque como es una mujer tan activa, pronto se apuntó también como colaboradora en el Área de Empleo. ¿Por qué te decidiste a trabajar con niñas y niños?

José, quien me atendió en los primeros momentos, me comentó las necesidades que tenían y me llamó la atención el tema del refuerzo educativo de los pequeños; aunque yo no había trabajado nunca con niños, me animé a echar una mano. Empecé con los más pequeños, pero mi perfil encajaba mejor con los de secundaria, por el tema de mis conocimientos técnicos, bueno, más bien de matemáticas y también de inglés.”

¿Te está gustando la experiencia?

“Me encanta. Veo que los chavales, de edades entre diez y quince años, encuentran en estas clases, además del refuerzo educativo, un tiempo de distensión. La mayoría son marroquíes, con algunos sudamericanos, pero críos al fin y al cabo; ven realidades diferentes, charlan con los compañeros y se dan cuenta de que sus problemas, lo que les preocupa o interesa, no es tan diferente de la de los otros. Pero también te diré que hay que tener un poco de carácter, porque si no te pasan por encima.”

Te lo voy a preguntar, aunque creo saber lo que vas a contestar: ¿Cómo valoras tu estancia en Málaga Acoge en estos diez meses de voluntariado?

¡Estoy enamorada de Málaga Acoge! Es una organización que hace todo por el usuario, se involucra, hace un seguimiento, acompaña a las personas. Las técnicas y las personas  voluntarias de acá son maravillosas, excelentes, totalmente involucradas, ponen todo de su parte, te ayudan hasta el final. Y con los niños, ¡ni te cuento! Hablan con los padres, con los maestros…., hay una implicación total de las técnicas y voluntarios de Málaga Acoge, por lo menos lo que yo conozco de aquí, en Fuengirola.”

¿Te imaginabas que la situación de los inmigrantes en España iba a ser así?

En realidad no sabía cómo era la realidad de la inmigración aquí en España. Lo que sí me sorprendió es que la sociedad de Fuengirola es una sociedad prácticamente de inmigrantes; quizás porque no conozco toda la realidad o  porque veo mucho Fuengirola TV.  Entiendo por qué se viene a vivir acá.

Pero esto no es el Edén, el Edén parece que está más al norte, en Alemania.

Ya, pero el clima, la ciudad, la gente, el ritmo, el espíritu “disfrutón” de los españoles… , es verdad que hay paro, problemas, pero como en todos los sitios.

Para finalizar, da un mensaje a las futuras y futuros voluntarios de Málaga Acoge.

Que se animen, que es algo que nutre interiormente, que es cierto que das mucho, que ayudas a las personas que lo necesitan, pero a uno le aporta muchísimo. Trabajar con personas tan excelentes como las que hay en la organización da mucho gusto y lo hace uno de corazón. ¡Estoy súper entusiasmada de mi trabajo y relaciones aquí en Málaga Acoge!

Me despido de esta activa y entusiasta Alejandra, que pone toda su energía y corazón en lo que hace y le agradezco el tiempo que nos ha dedicado.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies