Diversidad en la escuela, un reto y una oportunidad

El espacio Málaga Solidaria de La Opinión de Málaga, que compartimos con Cruz Roja Málaga, Prodiversa y Arrabal, recogió el pasado sábado las palabras de nuestra técnica del Área de Educación en la Axarquía Fanny Sola. En su texto habla sobre el trabajo que Málaga Acoge viene desarrollando con alumnado migrante y autóctono, familias y profesorado en varios centros escolares y que tiene como objetivo principal, según resalta, humanizar el abordaje del fenómeno migratorio. Como ejemplo de las propuestas desarrolladas en los últimos años alude a “Historia de nuestras migraciones”,  “Proyecto brújula” y “Duelos migratorios”. Puedes acceder al artículo en su ubicación original aquí.

 

La comunidad educativa ha experimentado cambios importantes en las últimas décadas debido a los movimientos migratorios. Hay más alumnado extranjero, lo que representa tanto un reto como una oportunidad de enriquecimiento. Para apoyar y fortalecer la gestión de la diversidad en unas aulas cada vez más pluriculturales, la asociación Málaga Acoge está embarcada en varios proyectos educativos.

Nuestras propuestas tienen como objetivo principal humanizar el abordaje de las migraciones y se dirigen tanto a alumnado inmigrante como al autóctono, sus familias y el profesorado. Entre otras actividades, la asociación organiza sesiones de trabajo para estudiantes de Institutos de Enseñanza Secundaria (IES) en Aulas Temporales de Adaptación Lingüística (ATAL) y charlas de sensibilización que promueven el trabajo individual y cooperativo con una visión integradora.

Respecto a su intervención con el profesorado, Málaga Acoge forma parte de la vida de varios centros educativos en el marco del proyecto Escuela Espacio de Paz. Algunas de sus acciones consisten en coordinar con el profesorado sesiones sobre racismo, xenofobia u otros temas o dar seguimiento a alumnos puntuales junto al educador social o sus tutores.

La asociación cierra el triángulo de su trabajo con la comunidad escolar haciendo de puente entre el centro, los profesores y las familias, aportando el conocimiento que tenemos en Málaga Acoge del día a día de estos menores.

Nuestros proyectos educativos en los IES prestan mucha atención a los sentimientos y vivencias de los protagonistas de la migración. Por eso, la reflexión sobre las causas de los movimientos migratorios se hace a partir de la recreación de historias personales. Mediante acciones en los centros, queremos favorecer un clima social de convivencia y respeto fomentando el conocimiento de las distintas culturas, así como mantener y valorar la cultura de origen del alumnado inmigrante.

Los centros educativos deben adaptarse al contexto multicultural en el que vivimos. La realidad nos muestra una pluralidad enriquecedora en las aulas, pero las dificultades también están presentes: El alumnado inmigrante puede encontrar barreras en su aprendizaje y participación o enfrentarse con la incomprensión y el rechazo.

De hecho, la comunidad educativa no escapa a las consecuencias de los estereotipos y prejuicios sobre la población inmigrante que han alcanzado su máxima expresión en los años de crisis económica.

Para luchar por que la escuela adopte una perspectiva intercultural se deben tener claras líneas de actuación que garanticen el respeto a la diversidad del alumnado en igualdad de oportunidades. En este sentido, es preciso fomentar habilidades, valores y actitudes que conviertan a los alumnos y alumnas en protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. No debemos olvidar que el reto educativo es la construcción de la identidad del alumnado inmigrante.

A lo largo de los últimos años, Málaga Acoge ha hecho florecer distintas propuestas de sensibilización en los centros: Una de ellas es «Historia de nuestras migraciones», iniciativa que puso cara, voz y corazón al movimiento migratorio; otra el «Proyecto brújula», en el que escuchamos y acompañamos a los chavales en el proceso de formación de la identidad, una identidad que todos construimos en base a recuerdos, edad, nacionalidad, creencias y valores. También abordamos el duelo migratorio, el sentimiento de pérdida que supone el movimiento migratorio, con la propuesta «Duelos migratorios». Todos estas iniciativas han sido creadas desde el alumnado para el alumnado y el resto de agentes educativos.

De cara al curso que viene seguiremos enriqueciendo nuestro trabajo en los centros, decididos a ampliar la capacidad de acogida en la comunidad escolar. Una comunidad educativa conformada por personas con sueños, miedos y pasiones a quienes Málaga Acoge quiere contagiar cada día, con su actitud y trabajo, un sentimiento de ciudadanía global compatible con la identidad local.

TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies