Arantxa Triguero alerta sobre el “desamparo” de los jóvenes inmigrantes extutelados

La presidenta de Málaga Acoge, Arantxa Triguero, valora en una entrevista la labor y las reivindicaciones llevadas a cabo por la asociación en 2016, habla sobre los objetivos para este año que comienza y destaca el rol fundamental de los 150 voluntarios que la componen. 

¿Qué valoración te merece el trabajo realizado por Málaga Acoge en 2016?

Ha sido un año como siempre de mucho trabajo y entusiasmo. Además de nuestros talleres de empleo, clases de español, asistencia jurídica y labor reivindicativa y proyecto mujer, hay que destacar la declaración de Málaga como ciudad refugio y  la solicitud de derogación de la Ley Mordaza. También la aprobación de la Ley de Servicios Sociales, en la que desde Andalucía Acoge pudimos hacer una importante aportación y el trabajo con los jóvenes ex tutelados.

¿Cuáles son los objetivos que se plantea Málaga Acoge para los próximos meses?

Como objetivos nos hemos planteado trabajar especialmente con los menores inmigrantes no acompañados y  jóvenes ex tutelados, quienes al cumplir la mayoría de edad pierden la protección de la Junta de Andalucía, quedándose en muchas ocasiones totalmente desamparados.

¿Cuál es el rol que desempeñan los voluntarios en la asociación?

Sin menospreciar el trabajo que hacen nuestros trabajadores, que están muy implicados y comprometidos con el proyecto de la asociación, desde Málaga Acoge siempre hemos entendido la labor de los voluntarios como esencial, el alma de la misma y sin ellos sería muy difícil poder seguir avanzando en las metas que proponemos.

Has viajado recientemente  a la isla de Lesbos como abogada voluntaria en el marco de un proyecto europeo de asesoramiento jurídico a refugiados. ¿Cómo fue tu experiencia en los campamentos?

Ha sido una experiencia muy dura, la verdad es que sientes mucha impotencia cuando ves a tanta gente a la espera de que se tramite su solicitud de asilo, llegando a estar más de siete meses en esa situación de limbo jurídico. La gran mayoría están allí huyendo de una situación límite como puede ser guerra, persecución por sus ideas políticas o religión. Todos habréis visto las condiciones en las que se encuentran en los campos de refugiados, especialmente ahora con el frío invierno que tenemos este año. Al menos con este proyecto podemos ayudarles con las tramitaciones de sus solicitudes y reagrupación familiar, pero en todo caso queda mucho trabajo por hacer.

Los CIEs ocupan espacio en estos días en las noticias de los medios de comunicación ¿Crees que algún día se verá su cierre?

Ojalá, este es una de las luchas que siempre hemos tenido y que por fin conseguimos en Málaga, aunque todavía quedan 8 CIEs más en España. Recientemente hemos tenido un auto de una jueza de Algeciras donde se recoge las condiciones de vida que tienen allí los internos, donde no se respetan condiciones mínimas. Hay que recordar que las personas que allí se encuentran están privadas de libertad por el mero hecho de haber cometido una infracción administrativa.

Málaga Acoge mantiene una posición crítica como parte de Andalucía Acoge sobre las devoluciones en caliente en la valla que separa España de Marruecos. ¿Qué opinas de las políticas de cierre de frontera y qué consecuencias tiene?

Desgraciadamente ha empezado el año con la llegada de varias pateras, superando cifras que hacía tiempo no se veían. Esto es el resultado de la política de cierre de fronteras, mientras que no se hagan proyectos de cooperación al desarrollo la gente va a seguir viniendo, por una vía u otra. Las devoluciones en caliente no dejan de ser una privación de los derechos humanos de la gente que llega, privándole del más básico de los derechos como puede ser la asistencia letrada y un procedimiento justo.

La sociedad malagueña es cada vez más diversa y plural. ¿Piensas que las actitudes racistas hacia el inmigrante, hacia el diferente, tienden a menguar?

Siempre he mantenido que el ciudadano malagueño es solidario, debemos tener en cuenta que el fenómeno migratorio es relativamente nuevo en nuestra ciudad, ya es cotidiano encontrar personas de diferentes nacionalidades en nuestro entorno diario, quizás en un principio podían tener miedo o rechazo al diferente, pero entiendo que hoy día es una situación superada, aunque tenemos que seguir trabajando contra los rumores e imágenes estereotipadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies