“Ciudad Refugio”: testimonios de migrantes hechos poesía

El actor y poeta Alejandro Ruiz Morillas acaba de publicar un poemario llamado “Ciudad Refugio” en el que testimonios directos de personas migrantes se convierten en poemas. “Con el libro he intentado simbolizar o poetizar historias de vida de migrantes que he ido conociendo”, explica este joven activista vinculado a los Círculos del Silencio en Madrid, Vic y Granada y que compartió piso con inmigrantes en el barrio de Carabanchel mientras estudiaba teatro en la capital española. 

El poemario se compone de 66 páginas que se inspiran “de forma directa en el testimonio directo de personas que dejaron su tierra por la persecución, el hambre, el paro y la guerra…y residen en “ciudades refugio” que no sólo les niegan el refugio, sino la misma memoria de la tragedia”, introduce el autor.

Con el libro, editado por Esdrújula, Ruiz Morillas ha intentado “convertir las historias de vida en símbolos que puedan impactar a la población europea y transmitir no sólo un sentimiento de rabia sino de esperanza y lucha”. Los poemas evocan conversaciones con personas migrantes en Lavapiés, Vic, el Zaidín, Huelín, testimonios que le han impresionado “mucho”.

 

Al otro lado

—¿Cómo era vivir del otro lado de la frontera?

—No. El otro lado ni siquiera existe.

—Tú cruzaste

—No. Yo sólo tengo una vieja foto en la cartera.

 

De cuando vivía en Carabanchel, recuerda las “redadas racistas” en las puertas de los colegios-donde las madres llevaban a sus hijos dando rodeos-, en el trasbordo del metro, en el tren de Cercanías… “Dar un paseo con ellos (con alguna persona migrante) era ser un clandestino y eso hizo cambiar mucho mi forma de enfrentarme con la poesía y el teatro social”, reconoce.

Alejandro Ruiz Morillas

“Yo estaba acostumbrado a luchar desde la conciencia y ellos luchan con su existencia, sólo intentando sobrevivir”, argumenta el autor de un poemario en el que se habla del olvido, la guerra y la esperanza: “Más de veinte mil muertos”, “Esa línea en los mapas”, “Alambre”, “Gurugú” y “Al otro lado”, son algunos de los títulos de los 28 poemas del libro, “que surgen para colaborar con luchas concretas, especialmente en el movimiento de los círculos del silencio y la lucha por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)”.

Por deseo del autor, parte de los beneficios de la venta del poemario, cuyo coste es 10 euros, se destinarán a apoyar los proyectos de Málaga Acoge que contará  con ejemplares en las próximas semanas para los que queráis haceros con uno. 

Entre las poesías hay varias inspiradas en conversaciones del autor con Olileanya, una mujer nigeriana que vendía monos de la suerte y hablaba la lengua “igbo”. Su nombre en esta lengua significa Esperanza. Otros versos rememoran encuentros con Mohamed, un joven que estuvo en un centro de menores y con el que compartió piso en Madrid: “Mohamed me contaba que en Marruecos llevaba una camiseta de Cristiano Ronaldo y cómo aquí se sentía un perseguido”.

 

Esa línea en los mapas

Esa línea en los mapas

es una cicatriz.

Y sangra. Es una trinchera.

Duele si la tocas.

Late como vida debajo de piedra.

Es una declaración de guerra.

 


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies