Andalucía Acoge exige al Gobierno la libertad de las personas extranjeras encerradas en Archidona

El Ministerio del Interior comunicó ayer la decisión de trasladar a la prisión de Archidona (Málaga) a las personas migrantes que han llegado en los últimos días a las costas murcianas. Desde Andalucía Acoge entendemos que esta medida es inadmisible y supone una total vulneración de los derechos humanos.

Según la actual legislación española “los centros de internamiento de extranjeros son establecimientos públicos de carácter no penitenciario”. Sin embargo, tal y como se publicó en BOE núm. 66 de 18 de marzo, el Centro Penitenciario de Málaga II en Archidona es un establecimiento de carácter penitenciario y, por tanto, se constata que este centro no es legalmente apto como lugar de internamiento de extranjeros. Además, desde Andalucía Acoge seguimos exigiendo que estos centros de internamiento de extranjeros sean cerrados todos por definición ya que se priva de libertad a personas que solo han cometido una infracción administrativa.

Por otra parte, la decisión de habilitar centros de internamiento de carácter provisional ha sido limitada por el Tribunal Supremo al Ministerio del Interior y en este caso, la decisión adoptada por los Juzgados de Murcia no ha contado con una orden ministerial al respecto y, por tanto, se priva de libertad a estas personas en un espacio no habilitado legalmente.

Al mismo tiempo, desde Andalucía Acoge nos resulta preocupante que en el presente caso no solo el Delegado del Gobierno en Murcia haya señalado en sus declaraciones que existen plazas libres en las instalaciones de la Región, sino que además, no exista certeza en cuanto a la disponibilidad de plazas en los diferentes Centros de Internamiento distribuidos en el territorio nacional, siendo este el único supuesto previsto en la ley para que sea posible recurrir a la habilitación de centros de carácter temporal o provisional.

Por todo ello, Andalucía Acoge exige al Gobierno la inmediata puesta en libertad de las personas extranjeras ya que este internamiento no cumple los requisitos que nuestra legislación exige y porque además los centros de internamiento de extranjeros no son los lugares adecuados para personas que acaban de ser víctimas de un naufragio.  Es urgente dejar de lado las excusas y trabajar, sin más demora, sobre vías legales y seguras para que las personas puedan migrar sin peligro y no condenar a las personas a la clandestinidad, a jugarse la vida en su proceso migratorio y despojarlos de sus derechos fundamentales.

Esta decisión es realmente preocupante porque, tal y como ya ocurrió con el anexo de Tarifa del CIE de Algeciras, el carácter provisional se dilata en el tiempo y se convierten en permanentes. Es totalmente injustificable abrir nuevos centros de internamiento de extranjeros, cuando en Málaga ya se consiguió cerrar el existente, porque como viene denunciando Andalucía Acoge en estos centros se vulneran los derechos básicos de las personas internas. La práctica de detención e internamiento en CIEs debe acabar y en última instancia, aplicar en su lugar otras medidas cautelares respetuosas con el derecho fundamental a la libertad.


TAMBIÉN ESTAMOS HACIENDO…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies