Acciones que generan ilusión

“Pero… ¿Tendremos opciones de trabajar?” La pregunta la hace Javier, de 26 años. Lo dice contento, optimista. Pero también consciente de las dificultades y algo cansado tras el esfuerzo que está realizando las últimas semanas. Cada día, se levanta a las cinco de la mañana para ir hasta la estación de Muelle Heredia, donde se sube al autobús de las seis y diez. Luego, camina desde la parada junto al aeropuerto unos 20 minutos hasta que llega a su destino: Leroy Merlin. “Es un lío ir, pero luego allí se me pasa todo rapidísimo. El tiempo pasa volado. Estoy muy contento y me gusta mucho lo que hago”, cuenta. “Sé que es difícil, pero ojalá pueda luego encontrar un empleo allí. Sería un premio a este esfuerzo”, asegura, contento aunque consciente de que ya las prácticas que está haciendo significan algo para él. “Yo estoy seguro que cuando se hacen las cosa bien y con ganas, obtienes una recompensa”, dice.

Javier se encuentra, junto a otras ocho personas, realizando prácticas en el establecimiento de Leroy Merlín en Guadalmar a través de los programas Incorpora y Globalemplea que desarrolla Málaga Acoge: durante un mes, trabajan como cajeros, mozos o reponedores en dicha empresa. “El objetivo es mejorar su empleabilidad”, cuenta Irene Peñalver, coordinadora del Área de Empleo de Málaga Acoge. “Son personas que tienen un perfil interesante para esta empresa pero que no han tenido una gran experiencia laboral. Así, las prácticas mejoran sus currículos y se convierten en una gran oportunidad”, relata. De hecho, hace dos años se realizó una experiencia similar y algunas de las personas que participaron entonces hoy están trabajando en la empresa.

“Lo importante es que estamos aprendiendo cosas nuevas y que esto se convierte en una gran opción de futuro para nosotros”, cuenta Vicente, el más joven del grupo con 24 años, que trabaja en la sección de madera. “Yo pregunto mucho y así voy aprendiendo. No es un trabajo fácil porque hay muchas referencias, muchos artículos. Pero cada día nos desenvolvemos mejor”, añade su compañero Ale. “La verdad es que estamos todos muy contentos”, subraya Adrián, que desarrolla sus prácticas en el departamento de jardinería. “Ojalá podamos seguir trabajando ahí en los próximos meses, sería maravilloso”, dice por su parte Yassine, que a sus 36 años lleva prácticamente desde junio de 2008 sin un contrato de trabajo. “En este tiempo he participado en otros programas, me he formado en cursos… He mejorado mi curriculum para tener más opciones. Pero no es nada fácil”, concluye.

“Aquí lo básico es que sigáis como hasta ahora: contentos, haciendo bien vuestro trabajo. Que demostréis que tenéis valía para el puesto”, les anima Irene Peñalver, porque estos días el grupo afronta la recta final de las prácticas. “Y ojalá os llamen para trabajar. Seamos optimistas”, recalca la coordinadora del Área de Empleo.

_________________________________________________________

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS CON EL ÁREA DE EMPLEO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies